Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosa Díez exige que un experto con conocimientos sea el que comparezca para aportar tranquilidad

La portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, considera que es "urgente" que un experto con conocimientos y datos suficientes comparezca ante los medios de comunicación para aportar tranquilidad a la población tras la crisis abierta a raíz del primer contagio del ébola en España.
En los pasillos de la Cámara Baja, la líder magenta ha respondido así al ser preguntada por las declaraciones que desde este miércoles viene realizando el consejero madrileño de Sanidad, Javier Rodríguez, acusando entre otras cosas a la auxiliar de enfermería infectada por el virus de estar faltando a la verdad.
"Cuando le oigo al consejero decir como él cree que se ha producido el contagio, demuestra que no tiene ni idea de lo que dice. Siempre es más cómodo acusar al más débil. Habría que preguntarse si quien se puso el traje sabía cómo hacerlo, y si se tomaron las medidas necesarias para que todos los profesionales estuvieran a salvo", ha dicho.
Díez ha censurado que cada vez que habla un responsable político sobre la crisis del ébola en lugar de lanzar un mensaje tranquilizador a la ciudadanía, se genere "una incertidumbre mayor". Por ello, ve "urgente" que un experto en la materia comparezca ante la opinión pública con declaraciones "fundadas y científicas" que permitan conocer si todo está bajo el correspondiente control sanitario.
RENDIR CUENTAS EN EL PARLAMENTO
A juicio de la máxima responsable de UPyD, en estos momentos, más importante que dimitir, es que la ministra de Sanidad, Ana Mato, rinda cuentas en sede parlamentaria sobre esta crisis y que "no haya un infectado más".
En todo caso, ha defendido que lo que más debería preocupar es que quienes tienen capacidad para dar explicaciones y contener la crisis "con garantías de que no se va a hacer nada más mal" lo hagan ya ante una cámara "para tranquilizar a los ciudadanos" porque "lo que se ha producido es porque algo se ha hecho mal".