Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosado dice que los médicos no son quienes tienen que decidir cuándo un paciente debe pagar la asistencia

El consejero valenciano de Sanidad, Luis Rosado, ha afirmado este martes que ni médicos ni enfermeras son quienes tienen que decidir cuándo un paciente debe pagar o no por recibir asistencia sanitaria ya que ha recalcado que hay personas que se deben encargar "previamente" a la atención que se requiera de identificar si una persona tiene asistencia gratuita o no.
Así lo ha indicado a preguntas de los medios sobre las declaraciones realizadas este lunes por la secretaria autonómica de este departamento, Nela García, quien aseguró que la Generalitat cumplirá "a rajatabla" el Real Decreto 16/2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y el decreto de aseguramiento del pasado 4 de agosto y advertía a los médicos que se acojan a la objeción de conciencia para atender a inmigrantes sin papeles que pueden hacerlo "en horario extralaboral" y con sus propios recursos.
El conseller, que visitado el Centro Europeo de Excelencia en Investigación de Vacunas en el Centro Superior de Investigación en Salud Pública de Valencia, se ha remitido a otras declaraciones suyas y del Ministerio de Sanidad para recalcar que todas las personas que están en España tienen derecho "a la asistencia sanitaria urgente, en la consideración que sea".
En este caso, ha hecho hincapié en que lo que está "en discusión" es "aquellas personas que tienen derecho a la asistencia mantenida después, de forma gratuita o no gratuita".
"La asistencia sanitaria es generalizada en todo el Estado español y viene reconocida por las propias leyes, pero también es verdad que existen unas personas que no tienen derecho al aseguramiento dentro de la asistencia sanitaria", ha manifestado para referirse a las personas "de carácter transeunte y que no tienen regularizada su situación en España".
En estos casos, ha puntualizado que, por tanto, tienen el derecho de recibir asistencia sanitaria "urgente" en el sistema sanitario de forma gratuita, y también pueden acceder a otro tipo de asistencia, que no será gratuita.
Preguntado por si en el supuesto de que un médico se declarara objetor y quisiera prestar asistencia sanitaria tendría que hacerlo fuera de horario laboral y con sus recursos, el consejero ha subrayado que "no es un problema donde el médico o la enfermera tenga que decidir, estos no tienen que decidir cuando una persona tiene que pagar o no tiene que pagar".
"Lo importante es saber que el sistema sanitario, la administración sanitaria o el Gobierno tienen la obligación de asegurar que el ciudadano esté en condiciones de cumplir o no cumplir la ley, pero el profesional lo que tiene que hacer cuando se encuentre delante de un paciente enfermo asistirlo en consideración de su código deontológico. No tiene que hacer otra cosa", ha manifestado. Según el consejero, "esto significa que hay personas que se tienen que encargar previamente a la asistencia sanitaria de identificar si es una persona que tiene una asistencia gratuita o no".