Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosario Porto se querellará contra el psiquiatra que la atendió en 2009 por sus declaraciones en medios de comunicación

Este martes ha sido sometida a una nueva revisión médica
La defensa de Rosario Porto presentará "en los próximos días" una querella contra el psiquiatra que la atendió en 2009, el doctor Narciso Carrero, por las declaraciones que hizo sobre ella tras su detención e imputación después de localizarse el cadáver de su hija, Asunta Basterra Porto, en una pista forestal de Teo (A Coruña).
Así lo ha confirmado a Europa Press su letrado, José Luis Gutiérrez Aranguren, después de que este martes se celebrase el acto de conciliación con el psiquiatra, en el Juzgado de Paz de Teo, que terminó sin acuerdo.
Mientras, este martes, Rosario Porto, en prisión provisional en la cárcel de Teixeiro (La Coruña), al igual que su exmarido, ha sido sometida a una nueva revisión médica dentro de las evaluaciones psiquiatras y psicológicas por las que está pasando, tras aceptar que éstas se llevasen acabo. La madre de Asunta volverá a ser citada para nuevas pruebas, en una fecha todavía por concretar.
En cuanto a la querella contra el psiquiatra que la atendió en 2009, su letrado ha confirmado que la formalizará después de que fracase el acto de conciliación de este martes.
DENUNCIA EN EL COLEGIO DE MÉDICOS
Esta actuación ha tenido lugar después de que la defensa de Porto presentase también, a principios de diciembre, una denuncia en el Colegio de Médicos de A Coruña contra el doctor Narciso Carrero, el director médico que atendió a Rosario Porto cuando voluntariamente ingresó en 2009 en el Sanatorio La Robleda.
En declaraciones a Europa Press, el doctor Carrero aseguró que Rosario Porto no debía haber sido "dada de alta" cuando ingresó ese año porque consideraba que "no estaba bien".
También la definió "como una interrogante" y subrayó que, tras pasar "unos días" --menos de una semana-- en el centro pidió el alta voluntaria, pero que él recomendó que "no debería ser dada de alta" porque "había algo".
Tras la denuncia de Rosario Porto, la junta directiva del Colegio de Médicos de A Coruña (COMC) acordó abrir expediente disciplinario a este psiquiatra. Esta decisión se tomó basándose en que el doctor desveló datos clínicos de una de sus pacientes.
Según el COMC, los estatutos colegiales refieren como "falta grave" la "infracción grave del secreto profesional, por culpa o negligencia, con perjuicio para terceros". Otro apartado indica que es una "falta muy grave" la "violación dolosa del secreto profesional".