Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rouco destaca la actitud "cristiana" de los peregrinos cuando "se metieron con ellos"

El cardenal arzobispo de Madrid junto a Benedicto XVI durante la JMJ celebrada en Madrid en días pasados. Foto archivo EFEtelecinco.es
En alusión a la marcha en protesta contra la financiación de la visita papal con dinero público, el cardenal arzobispo de Madrid  se pronunciado. Antonio Maria Rouco Varela, ha destacado la actitud de los jóvenes durante toda la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) e incluso cuando "se han metido con ellos", algo que, según ha indicado, no había pasado en ninguna JMJ anterior.
"Ni con esas", ha remarcado el cardenal, que ha subrayado que, ante todo, la respuesta de los jóvenes ha sido "la de siempre, la del testimonio de la alegría y del amor cristiano". De hecho, ha destacado, que los peregrinos se han comportado como "verdaderos cristianos".

Además, ha destacado la "valentía" del Papa, que ha vivido la visita "con enorme intensidad" también en la vigilia de Cuatro Vientos cuando una tormenta interrumpió su discurso. En ese momento, según ha explicado Rouco, "el Papa no quiso dejar a los jóvenes solos", a pesar de las dudas de otros y sólo renunció a dejar de pronunciar las respuestas a las preguntas de los jóvenes.
"Si alguien no quería dejar a los jóvenes solos, era el Papa. Lo tenía muy claro", ha remarcado.

Asimismo, ha señalado que al Santo Padre, al que ha definido como un "gigante de la fe y de la humanidad", le llamó "mucho la atención" la música interpretada por el coro y la orquesta de la JMJ, y ha revelado que le hizo varias preguntas al respecto "con un elogio notable". Lo que permanece en "secreto" son sus impresiones durante los recorridos en el Papamovil por las calles de Madrid, según ha indicado el cardenal.

En todo caso, ha asegurado que todos los actos "le emocionaron", como la misa del domingo que "le dejó impresionado por los silencios y los momentos litúrgicos" o el acto en el Instituto San José con jóvenes discapacitados que, a su juicio, fue "conmovedor". Rouco también ha destacado el encuentro con los profesores universitarios que, según ha explicado, "conservaron menos las formas que las religiosas, incluso subiéndose a las sillas". Además, ha subrayado la lentitud --a ocho o diez kilómetros por hora-- a la que se desplazó el Papamovil para estar cercano al pueblo.

"Nuestra gratitud no tiene fronteras", ha afirmado el arzobispo de Madrid, al tiempo que ha insistido en que, aunque se le ha llevado "de un lado a otro" al Papa y a pesar del "intenso programa" que le ha supuesto un "esfuerzo físico de extraordinaria dimensión", se ha mostrado "paciente, bondadoso y entregado" y ha roto "todas las previsiones y limitaciones". "Quien diría que tiene 84 años", ha exclamado.

Además, el cardenal ha apuntado algunos datos positivos como las 40.000 confesiones en el Parque del Retiro durante la 'Fiesta del Perdón' así como los 15.000 sacerdotes que se apuntaron a la Jornada, cifra con la que, según ha afirmado, "se ha doblado cualquier otra participación de sacerdotes en anteriores JMJ". Asimismo, ha subrayado que "no ha habido ningún accidente", a lo que el director ejecutivo de la JMJ, Yago de la Cierva, ha añadido que no ha habido "ninguna intoxicación etílica", a pesar de venir de la civilización "del botellón".

"No nos equivocamos si decimos que hubo dos millones de jóvenes", ha destacado Rouco orgulloso, y aunque ha rechazado posicionar la JMJ de Madrid en un ranking de las mejores Jornadas porque, según ha recordado, "en la Iglesia no hay liga pastoral", ha indicado que los datos de la JMJ de Madrid "han superado" prácticamente todos los números de las anteriores.

En cuanto al beneficio económico que ha dejado la JMJ en Madrid, los organizadores se han remitido a los datos aportados por la Cámara de Comercio de Madrid, aunque el cardenal Rouco ha apuntado que, si la Puerta del Sol ha sido "poblada por multitud de jóvenes, algo habrán comprado".

Por su parte, Yago de la Cierva, ha admitido que la Organización de la Jornada "es consciente de que no todo ha salido bien" --problemas de capacidad en los alojamientos, comidas sin repartir, acreditaciones para periodistas-- y ha pedido "disculpas por ello". Concretamente, sobre las comidas, ha indicado que los casi 20.000 picnics que se quedaron sin repartir en Cuatro Vientos y que dejaron sin comer a un 7 por ciento de los inscritos, se entregarán a bancos de alimentos.

Asimismo, se ha referido al problema con los 2.000 grifos de agua en la base aérea y ha explicado que algunos jóvenes sedientos desconectaban las tuberías para beber directamente de ellas y después no las volvían a conectar lo que ocasionó que el agua no llegara a los grifos. En cualquier caso, ha destacado el "ejemplo de resistencia" que han dado los jóvenes.

Además, ha pedido "comprensión" ante el estado de suciedad en que ha quedado Cuatro Vientos y ha explicado que, tras darles a los voluntarios medio día libre este lunes, desde las 15,00 horas de ayer ya empezaron a retirar las vallas y las sillas para que los efectivos de limpieza puedan dejar el aeródromo limpio "cuanto antes".

 
El papamóvil a 10 km/h para estar cerca del pueblo
40.000 confesiones


Problemas de organización