Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

SEIMC alerta de un aumento de tos ferina en España a pesar de las altas tasas de cobertura vacunal

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha advertido del resurgimiento en España, en las dos últimas décadas, de la tos ferina a pesar de los programas de vacunación consolidados y la existencia de una alta cobertura vacunal en nuestro país.
Entre las causas, según ha explicado la miembro de SEIMC, la doctora Esperanza Merino, se encuentra la pérdida de inmunidad vacunal con el tiempo - en los adultos y en los lactantes que han iniciado el calendario vacunal y no han adquirido inmunidad, y a los colectivos no vacunados que contribuye a la aparición de brotes.
Este incremento, que ha afectado sobre todo a lactantes menores de 3 meses, adolescentes y adultos, cuando clásicamente esta enfermedad afecta a los niños en edad preescolar, sigue el patrón epidémico de la enfermedad que suele ser cíclico, con ondas epidémicas cada 3-5 años.
En España desde 1998 hasta 2010 se produjeron 3 ondas epidémicas con incidencias anuales que no superaban los 2 casos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, en el año 2011 se llegaron a producir 7,2 casos por cada 100.000 habitantes. En ese año, según datos del Centro Nacional de Epidemiología, más del 31 por ciento de los casos correspondieron a niños menores de un año, el 47 por ciento a niños entre 1 y 14 años y el 25,5 por ciento a mayores de 14 años.
La sociedad, que esta celebrando su Congreso anual en Valencia, ha recordado que vacunar a las mujeres embarazas de enfermedades como la tos ferina, el tétanos, o la gripe ayudan a proteger al recién nacido, es una manera de prevenir antes de nacer.
En el caso de la tos ferina, al recién nacido no se le puede administrar la primera dosis de la vacuna hasta los 2 meses, si la madre está vacunada protege al bebé ya que prácticamente todos los casos de tos ferina en niños se dan en los primeros 2 meses de vida. Además, se han propuesto otras estrategias de vacunación (estrategias nido), encaminadas a proteger al lactante como la vacunación que las personas que conviven con el recién nacido, aunque es controvertido por la efectividad de esta intervención.
Para la prevención en adultos, sería fundamental administrar una dosis de recuerdo de la vacuna con Tdpa, que produce inmunidad duradera. Así, en los últimos cambios del calendario vacunal en España se ha recomendado administrar esta dosis de recuerdo (Tdpa) en la dosis administrada a los 6 años
La tos ferina, a diferencia de otras enfermedades prevenibles por inmunización, continúa siendo un importante problema de salud pública por ello es muy recomendable adoptar nuevas estrategias de prevención. La incidencia estimada de esta enfermedad en todo el mundo oscila entre 30 y 50 millones de casos causando alrededor de 195.000 muertes al año. La mayoría de casos ocurren en países en desarrollo en los que no existen programas de vacunación.