Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sacyl concedió 513 días de permiso especial a 26 profesionales para participar en proyectos de cooperación

La Gerencia Regional de Salud concedió el pasado año un total de 513 días de permisos especiales retribuidos a 26 profesionales del sistema sanitario público para participar en proyectos de cooperación internacional y ayuda humanitaria, que se han desarrollado en once países de África, Asia e Iberoamérica.
Los 26 profesionales participantes, que trabajan en centros asistenciales de Sacyl de siete provincias (tres en Ávila, siete en Burgos, uno en León, cinco en Salamanca, dos en Segovia, siete en Valladolid y uno en Zamora), viajaron el año pasado a Burkina Faso, Guatemala, Camerún, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Senegal, Filipinas, Mozambique, Camboya y Guinea Bissau.
En conjunto, 22 de ellos pertenecían a hospitales y cuatro a Atención Primaria. Dieciocho fueron médicos (15 de hospitales y tres de primaria), siete enfermeros y un auxiliar administrativo.
La administración sanitaria concede licencias remuneradas, más allá de las vacaciones, para que el profesional pueda ausentarse de su puesto habitual y viaje al país en donde se desarrolla el proyecto. Esta iniciativa supone, por tanto, la participación directa de los profesionales de la sanidad pública de Castilla y León en proyectos sanitarios de desarrollo internacional.
La Consejería de Sanidad tiene regulados, mediante un pacto con las organizaciones sindicales, los permisos para la participación en programas y proyectos de ayuda y cooperación al desarrollo, así como la colaboración en programas de cooperación y ayuda humanitaria en situaciones de emergencia y catástrofe generalizada declarada por los organismos competentes.
Con carácter general estos permisos tienen una duración máxima de tres meses, salvo necesidad justificada del programa a desarrollar en que se podrá llegar a los seis meses de duración. Las entidades organizadoras deben ser organismos oficiales, organizaciones internacionales gubernamentales y ONGs acreditadas.
El acuerdo establece que durante la duración del permiso el interesado percibirá todas las retribuciones que viniera percibiendo en su puesto de origen durante los tres primeros meses, no pudiendo recibir compensación económica alguna por parte de otra organización directamente relacionada con la actividad a desarrollar durante ese periodo de tiempo.
El II Plan Director de Cooperación al Desarrollo de Castilla y León 2013-2016 establece, en el área de salud, la necesidad de potenciar la cobertura sanitaria en las líneas más elementales de la Atención Primaria (reducir la morbilidad y mortalidad infantil, acceso a medicación básica), la salud pública (prevención de tuberculosis, malaria, sida y otras enfermedades endémicas) y la salud sexual y reproductiva.