Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samuel Benítez, imputado por la muerte de Marta: "Cuando salga me voy a hacer famoso"

Samuel Benítez, es uno de los acusados en la muerte y desaparición de Marta del Castillo, "quiere ser famoso" cuando salga de la cárcel. Al menos así ha informado el programa Rojo y Negro, que ha tenido acceso a las cartas que el imputado mantiene con un grupo de admiradoras. 
Samuel no es el primero de los acusados del caso que mantiene correspondencia con jóvenes desde la cárcel. Ya lo hace el asesino confeso, Miguel Carcaño, que se carteó con admiradoras.
De la correspondencia se extrae que Samuel espera salir de prisión a medio plazo. "Cuando salga me voy a hacer famoso", asegura según Rojo y Negro. Por si fuera poco, sueña con ser "modelo de ropa interior". Además tiene como proyecto "enseñar a ligar" y ganas de ir de discoteca.
Con el dinero que piensa ganar se comprará un coche y viajará para "conocer mundo". Las cartas las firma como CR7, su apodo.
En las cartas relata lo ocurrido la noche de la desaparición de la joven, según publican algunos medios digitales. Explica que el se deshizo del cuerpo mientras que Miguel limpiaba los restos de sangre.
Reacción de la familia
La madre de Marta en declaraciones al Programa de Ana Rosa ha dicho que es "indignante que haya quien admira a este tipo de personas; estas cartas dicen mucho de su persona, y dice mucho que otros admiren a esta clase de individuos, escoria de la sociedad".
La familia ha pedido a la Fiscalía que investigue a los menores que se cartean con Samuel porque puede que sus padres desconozcan este hecho.
Reclama un billete
El abogado de Samuel B.P. ha pedido al juez que reclame un billete de autobús que le fue incautado y que demostraría que no pudo conducir el coche de un tío suyo con el que trasladaron el cuerpo, según la última versión del asesino confeso.
Su defensor, Manuel Caballero, entiende que dicha prueba demostrará que Samuel no pudo desplazarse la noche del crimen, el pasado 24 de enero, desde la localidad sevillana de Dos Hermanas a Sevilla con el coche de un familiar en el que posteriormente trasladaron el cuerpo de la víctima.