Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez ofrece Pactos en Educación, Violencia de Género, Ciencia y Medio Ambiente

"Cambiaré radicalmente la política de refugiados que ha seguido el Gobierno ahora en funciones", asegura
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha desgranado este martes en su discurso de investidura parte de sus compromisos electorales y de los alcanzados en el acuerdo con Ciudadanos en materias como la Educación, la Igualdad de Género y la no violencia, la preservación del Medio Ambiente o la apuesta por la Ciencia, asuntos estos para los que propone alcanzar grandes pactos que garanticen políticas estables al margen del vaivén de los Gobiernos.
Con ese afán ha apelado de nuevo en su discurso a un 'Pacto Social y Político por la Educación' que incluya a "todos los partidos", instituciones y comunidad educativa, y que en el plazo de seis meses establezca una ley de educación "consensuada, fiable y duradera", como, a su juicio, "demanda la sociedad, ajena a las alternancias en el poder".
Asimismo, ha recordado al final de su discurso, su compromiso de paralizar la implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), aprobada en la anterior Legislatura, y que, según ha dicho, es una "petición" de la Generalitat de Cataluña y de "otras comunidades autónomas".
También ha pedido un Pacto Social, Político e Institucional contra la violencia de género, "una realidad dolorosa y lacerante que no afecta al ámbito privado" y compromete medidas como recuperar los presupuestos para estas políticas o crear un acompañamiento judicial personalizado para las denunciantes. No ha mencionado la "ley contra la violencia intrafamiliar" que pactó con Ciudadanos ni las "medidas" en este sentido que ofreció a las formaciones de izquierda.
En materia de Ciencia ha propuesto otro pacto a fin de impulsar la inversión pública en I+D+i civil, así como un plan especial para la consolidación del talento científico y que, entre otros objetivos, permita el regreso al país de los 'cerebros' fugados. "Un país que condene a sus mejores mentes a ganarse la vida fuera de sus fronteras está condenado al fracaso", ha apuntado.
Sánchez ha mantenido asimismo las líneas generales de su programa y su acuerdo con Ciudadanos en materia de medio ambiente, con la promesa de una transición energética contra el cambio climático y un sector eléctrico más autosuficiente basado en energías renovables en 2050 para lo que propone, de nuevo, un Pacto de Estado de la Energía que incluya una reducción de emisiones de CO2 compatible con el Acuerdo del clima de París.
Así, ha prometido cerrar las centrales nucleares a los 40 años, no permitir "prácticas lesivas" como el fracking y mantiene el resto de sus propuestas electorales en clave ambiental como recuperar la anterior Ley de Costas, no permitir el cambio de uso en suelos incendiados y una ley contra el maltrato animal.
Sánchez ha hablado asimismo de luchar contra la desigualdad de género mediante una ley de igualdad salarial, un bonus de cotización para madres trabajadoras, una prestación no contributiva para las madres en búsqueda de empleo que cubra las seis semanas después del parto, el cumplimiento del Plan Concilia de las Administraciones Públicas, incorporar la racionalización de horarios a la negociación colectiva en el sector privado, entre otras.
En materia de políticas sociales ha recuperado asimismo el compromiso de crear un nuevo plan estratégico de Infancia y Adolescencia, aprobar una estrategia integral frente a la violencia contra la infancia, recuperar la dotación para Dependencia, "ahora olvidada", promover una ley sobre transexualidad o garantizar el voto a las personas con discapacidad intelectual que actualmente no pueden ejercerlo.
El líder socialista se ha comprometido a buscar un nuevo marco de relación entre la Iglesia Católica y el Estado, a garantizar una laicidad "efectiva" y a impulsar una Ley de Libertad Religiosa y de Conciencia.
Además, se ha referido a la crisis humanitaria en Europa para comprometerse a "apoyar a los países que más refugiados acogen, incrementar los acogidos en España, dotar económicamente los programas de reasentamiento y facilitar la concesión de visados". "Cambiaré radicalmente la política de refugiados que ha seguido el Gobierno ahora en funciones", ha sentenciado.