Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sancionados dos espectadores del Osasuna-Zaragoza por insultos, lanzar objetos y vestir una prenda "proterrorista"

La Comisión Estatal contra la Violencia en los Espectáculos Deportivos ha propuesto sancionar a dos espectadores del partido del pasado domingo en el Reyno de Navarra entre Osasuna y Zaragoza con 9.000 euros por insultar la afición visitante y la Policía, así como por lanzar una botella contra el autobús de los ultras 'ligallos' y vestir una prenda de carácter "proterrorista".
En concreto, según ha informado la Policía Nacional en una nota, se han propuesto multas de 6.000 euros para los dos aficionados y la prohibición de acceder a los recintos deportivos por un periodo de dos años por proferir insultos a la afición del Real Zaragoza y a los agentes policiales.
Uno de ellos es un joven, vecino de la Chantrea, en Pamplona, de 20 años, que formaba parte de un grupo de unos veinte jóvenes que en las inmediaciones de un establecimiento público ubicado en una de las esquinas del estadio esperaba el paso del autocar de los ultras del Zaragoza. Ha sido multado además con 3.001 euros por arrojar, al paso del autobús, un objeto que impactó en la carrocería, mientras realizaba gestos provocadores y profería insultos contra ellos y contra la Policía.
El otro aficionado, de Alsasua, de 33 años y socio del club 'rojillo', fue interceptado en los controles de acceso de Fondo Sur cuando intentaba entrar al estadio con "una prenda de vestir con símbolos de marcado carácter pro-terrorista". También ha sido sancionado con otros 3.001 euros.
Como consecuencia de su localización e identificación, el coordinador de Seguridad par Acontecimientos Deportivos redactó un informe a la Comisión Estatal contra la Violencia a través de la Oficina Nacional del Deporte del Cuerpo Nacional de Policía por supuestas infracciones graves tipificadas en la Ley del Deporte, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte.