Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sandoz lanza el primer genérico del metilfenidatom para el tratamiento del TDHA

Sandoz, división de genéricos del grupo Novartis, ha lanzado al mercado español la especialidad farmacéutica genérica de 'Metilfenidato comprimidos de liberación prolongada EFG', un medicamento especializado para el tratamiento del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDHA).
Según explica la compañía, se trata del primer y único genérico comercializado de este principio activo, en el que se incorpora una tecnología de liberación prolongada controlada por ósmosis, con 12 horas de eficacia mantenida. En el momento de la toma se produce la liberación inmediata de la dosis inicial, y se alcanza el nivel máximo de concentración en aproximadamente 1-2 horas. Durante las siguientes horas se produce la liberación gradual del medicamento alcanzando las máximas concentraciones plasmáticas a las 6-8 horas.
El tratamiento con metilfenidato mejora la actividad de ciertas partes del cerebro que se encuentran con baja actividad, y puede ayudar a mejorar la atención (nivel de atención), concentración y reducir el comportamiento impulsivo, y se administra como parte de un programa integral de tratamiento, que normalmente incluye: terapia psicológica, terapia educativa y terapia social.
Además, este lanzamiento, bioequivalente de 'Concerta' (Jansenn Cilag), disminuye el coste del tratamiento y, al ser los comprimidos más pequeños, son más fáciles de tragar proporcionando doce horas de eficacia mantenida, lo que permite a los pacientes la posibilidad de realizar las actividades cotidianas de forma normal.
Según Joaquín Rodrigo, director general a.i. de Sandoz en España, "se trata de un medicamento genérico complejo, de difícil producción y desarrollo, exclusivo de Sandoz y que requiere de una gran inversión y tecnología avanzada que muy pocos laboratorios genéricos pueden tener".
Precisamente el desarrollo de medicamentos genéricos complejos "es una de las áreas de mayor crecimiento de Sandoz, puesto que supone ir más allá de la producción de medicamentos cuya patente ya ha expirado y representan un ejemplo de nuestro compromiso con la sociedad".
El primer medicamento con el principio activo de metilfenidato, fue lanzado al mercado en 1955 por CIBA (precursora del Grupo Novartis), con el nombre de 'Ritalin'. La forma farmacéutica final del actual medicamente cuenta con un complejo sistema de liberación prolongada fruto del trabajo llevado a cabo en el centro de desarrollo de Sandoz en Alemania.