Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad asegura que de momento ninguna CCAA ha detectado un aumento de casos de meningoencefalitis por enterovirus

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad asegura que por el momento en ninguna comunidad autónoma se ha detectado un aumento de casos de meningoencefalitis por enterovirus como el que se ha producido en Cataluña, donde en los últimos meses se han registrado 101 casos con afectaciones neurológicas agudas.
"Hasta la fecha ninguna comunidad ha detectado ningún exceso, se están detectando los casos habituales", ha señalado a Europa Press el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, después de que el conseller catalán de Salud, Toni Comín, haya apuntado que era probable que hubiera "brotes no detectados o no reconocidos en el resto del Estado".
Simón ha explicado que entre abril y junio siempre suele registrarse brotes estacionales causados por la cepa de enterovirus más predominante cada año, en este caso la A71, aunque no se registran de forma pormenorizada porque no se trata de una enfermedad de declaración obligatoria.
No obstante, y tras los casos de Cataluña, el Ministerio solicitó a las comunidades autónomas que actuaran como si lo fuera y evaluaran la incidencia de meningoencefalitis por enterovirus en dicho periodo pese a su dificultad porque son cuadros muy específicos.
De este modo, hasta el momento "se ha detectado algún caso con cuadros similares en otras comunidades, como se detectan todos los años, pero para nada está llamando la atención", según Simón, que admite que tampoco se puede cuantificar con certeza la magnitud del incremento que se ha producido en Cataluña.
EL RIESGO VA BAJANDO
A medida que pasan los días menos riesgo hay de que se produzcan nuevos casos, como demuestra que el mayor pico en Cataluña se produjera a mediados de mayo "y desde entonces se han detectado algunos casos más pero van bajando".
La ponencia de Vigilancia Epidemiológica encargada de este seguimiento, que depende de la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), tiene previsto seguir analizando la evolución de estas complicaciones "como mínimo hasta después del verano". Y luego en septiembre se retomarán los seguimientos ya que octubre es otro mes con picos habituales otros años.
"El Ministerio está siempre preocupado y estamos constantemente vigilantes ante la posibilidad de cualquier patógeno que pueda producir un problema de salud pública", ha sentenciado Simón.