Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad constituye el Consejo Español de Drogodependencias y otras Adicciones

La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad en funciones, Susana Camarero, ha presidido este miércoles la constitución del Consejo Español de Drogodependencias y otras Adicciones, un nuevo órgano que busca reforzar el trabajo conjunto de la Administración y la sociedad civil en esta materia para impulsar políticas "más ágiles y eficaces".
Dicho Consejo ha sido creado por la Ley de racionalización del sector público y tiene entre sus objetivos mejorar la participación social en la toma de decisiones y la formulación de políticas en materia de adicciones a través de la participación de los principales agentes sociales.
Compuesto por representantes de las administraciones públicas con competencias en materia de adicciones y de la Fiscalía General del Estado y por representantes de los principales agentes sociales, también aspira a mejorar la calidad y eficiencia de las políticas que se formulen, así como la coordinación y cooperación de todos los agentes implicados, incluyendo la sociedad civil.
Y con su puesta en marcha se dará respuesta a la "amplia demanda de las organizaciones sociales" en relación a su incorporación en la definición de las políticas estatales sobre drogas y otras adicciones manifestada a través de las sucesivas reuniones mantenidas con los representantes de diferentes asociaciones del Tercer Sector.
En su intervención, Camarero ha destacado el significado especial de este nuevo organismo que supone la concreción de un proyecto que se ha ido desarrollando a lo largo de la legislatura 2011-2015, y que se justifica en la necesidad de optimizar la colaboración, la coordinación y la cooperación, así como en la necesidad de cumplir con el compromiso de España por su pertenencia a foros y organismos multilaterales de facilitar la participación de la sociedad civil.
SER MÁS EFICACES
Además, se da respuesta a la obligación de aumentar la eficiencia y efectividad de las acciones por parte de la Administración del Estado mediante la mejora de la coordinación y a la amplia demanda de las entidades del Tercer Sector que trabajan en adicciones.
Por su parte, el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, ha explicado que el Consejo contempla su funcionamiento a través de grupos de trabajo especializados de carácter permanente imprescindibles como generadores de espacios para el debate y la reflexión sobre la manera de abordar todas las facetas de las adicciones.
En este sentido, se ha mostrado convencido de que dichos grupos mejorarán la eficiencia del trabajo del Consejo ya que asumirán funciones parcelares llevadas a cabo por órganos, como el Consejo Asesor del Observatorio Español sobre la Droga y las Toxicomanías que se han extinguido con la creación de este Consejo.