Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad tiene "muy avanzadas" las negociaciones para la financiación pública del nuevo fármaco para la hepatitis C

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad tiene "muy avanzadas" las negociaciones con la farmacéutica Gilead para fijar un precio para la financiación pública del tratamiento de la hepatitis C sofosbuvir, cuyo nombre comercial es 'Sovaldi', y recuerda que mientras tanto las comunidades pueden autorizar su uso en pacientes los pacientes más graves.
El pasado mes de julio el departamento de Ana Mato acordó un precio para la financiación de una nueva terapia perteneciente a una nueva familia de fármacos de última generación para combatir este virus, el simeprevir (comercializado por Janssen como 'Olysio'), que alcanza una eficacia de hasta el 92 por ciento en pacientes con el genotipo 1 y 4.
Sin embargo, todavía quedaba pendiente fijar un precio para otro fármaco de la misma familia, el sofosbuvir, que ha demostrado también altas tasas de eficacia pero tiene un mayor precio de salida.
Mientras que el coste del simeprevir es de 25.000 euros por tratamiento, el de este otro fármaco podría variar entre los 60.000 y 180.000 euros, de ahí que el Ministerio esté tratando de rebajar el precio para su financiación pública.
Un portavoz de Sanidad ha confirmado a Europa Press que las negociaciones están "muy avanzadas" y en las próximas semanas se podría llegar a un acuerdo definitivo. "El compromiso último del Ministerio es que todos los pacientes tengan acceso a todos los medicamentos de última generación que necesiten", han explicado.
Mientras tanto, ha aclarado, el fármaco puede importarse como medicamento extranjero en pacientes muy graves que no tienen alternativa terapéutica, siempre que un médico lo considere y un comité de expertos y la comunidad donde esté siendo atendido el paciente lo autorice, ya que son las que se encargan de costearlo.
El pasado mes de julio el Ministerio y la farmacéutica MSD fijaron un novedoso acuerdo de riesgo compartido para el uso de otro fármaco contra la hepatitis C, 'Victrelis', que permite incrementar la certidumbre asociada al gasto farmacéutico del tratamiento a la vez que se reduce el coste total.
Para ello, se pueden incorporar nuevos pacientes con un tipo de fibrosis menos avanzada (fibrosis tipo 2 o incluso tipo 1), sin incrementar el presupuesto total, al financiar MSD el coste de los pacientes que no llegan al nivel de respuesta viral pre-establecida.