Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad murciana continuará prestando asistencia a inmigrantes pero facturará a los que no tengan convenio con su país

Palacios destaca que al no tener tarjeta sanitaria, cuando salgan de España no podrán seguir facturando asistencia en cualquier otro país
Los más de 11.000 inmigrantes que se encuentran en la Región de Murcia en situación irregular continuarán, a partir de este sábado, teniendo acceso a la asistencia sanitaria de carácter urgente hasta el alta médica, siendo facturado el servicio "siempre que exista la responsabilidad en el pago de un tercero: un seguro privado o el sistema sanitario del país de origen", según ha expuesto en rueda de prensa la titular de Sanidad, Mª Ángeles Palacios.
No obstante, en aquellos casos donde no exista convenio con ese país se les facturará como un "trámite administrativo", aunque es un porcentaje "mínimo", según fuentes de la Consejería consultadas por Europa Press.
Al hilo, Palacios, que ha precisado que la asistencia de urgencias "se realizará en las mismas condiciones que hasta ahora", ha resaltado que esto "no es Estados Unidos de momento, aquí no es primero pagas y luego te atienden, sino que aquí te atienden y luego se factura".
No obstante, los inmigrantes cuya situación no esté regularizada recibirán una atención urgente a partir de este sábado, es decir, "un médico del centro de salud lo atenderá y será tratado" con la única diferencia de que "no tendrá asignado un médico de familia ni un enfermero".
Palacios ha defendido que esta medida "no es de ahorro en sí por la asistencia que reciben, ya que se les seguirá dando esa asistencia sanitaria". "Lo que supone un ahorro, ha matizado, es que no tendrán tarjeta sanitaria y cuando salgan de España no podrán seguir facturando la asistencia que reciban en cualquier otro país que no sea España y no nos lo podrán facturar".
Al no tener la tarjeta "no se llevan ese derecho a ningún otro país". Como ejemplo de lo que estaba ocurriendo ha expuesto el caso de inmigrantes argelinos, "que vienen a España y lo utilizan como paso hasta Francia, llevándose la tarjeta española y luego se van a vivir a ese país pero la tarjeta que tienen es la de España y, por tanto, Francia nos factura".
CONDICIONES
Las condiciones que se llevarán a efecto en virtud de la normativa estatal en aseguramiento y asistencia sanitaria a inmigrantes sin permiso de residencia, que entrará en vigor este sábado, son las siguientes: para los ciudadanos de la UE en situación irregular, la regularización se podrá alcanzar, según Palacios, mediante el acceso a la tarjeta sanitaria europea en su país de origen. De los 20.000 extranjeros en esta situación, "2.400 proceden de países de la UE".
Mientras que los ciudadanos que no pertenecen a la UE, la asistencia sanitaria se podrá conseguir a través de los convenios en vigor con sus países de origen, con lo que se regularía el pago de su asistencia sanitaria en España con cargo a sus países de origen en función de esos convenios. En total, "son 9.500 los ciudadanos que proceden de estos países, como Marruecos, Ecuador, Bolivia o Brasil", ha precisado.
Asimismo, aquellos ciudadanos procedentes de la UE como de otros países que tengan suficientes recursos económicos "también podrán acceder a la asistencia sanitaria completa a través de la formalización de un convenio especial que tramita el Servicio Murciano de Salud (SMS) con el ciudadano, y les permitirá la asistencia de la cartera básica a cambio del abono de una cuota anual de 710 euros, aunque los fármacos deberán pagarlos".
Palacios ha comentado que ya se ha enviado una circular a todos los centros sanitarios de la Región para aclarar estos supuestos.
INMIGRANTES EN MURCIA
El Servicio Murciano de Salud (SMS) atiende a 1.378.000 personas con Tarjeta Sanitaria Individual, según los últimos datos disponibles, de los que 177.359 son inmigrantes. La mayoría de ellos, 155.234, tienen permiso de residencia, por lo que tienen asistencia sanitaria completa garantizada, y 20.165 disponen de Tarjeta Sanitaria Individual aunque son irregulares.
La consejera ha puntualizado que "de los más de 20.000 ciudadanos sin permiso de residencia cerca de 6.000 son menores, que mantienen su asistencia completa, 2.800 sufren alguna patología crónica, que seguirán en la Región manteniendo su asistencia intacta, y 11.000 que no tienen diagnosticado ningún problema, que podrán ser atendidos, como hasta ahora, en Urgencias".
De estos 11.000 usuarios, aproximadamente unos 6.000 no han acudido a la Sanidad pública durante el último año y unos 5.000 han sido atendidos en el SMS por algún proceso de carácter agudo.
En concreto, el SMS presta asistencia sanitaria a unos 2.800 inmigrantes en situación irregular, mayores de edad y con alguna patología crónica como tuberculosis, diabetes, sida o hipotiroidismo, entre otras. No obstante, añadió, "hay 400 que en el último año no han tenido ningún contacto con nuestros servicios sanitarios".
Palacios confirmó que "aquellas personas que padecen enfermedades crónicas y sin permiso de residencia podrán seguir recibiendo asistencia como hasta el momento, con las mismas prestaciones que aquellas que tienen su situación regularizada".
El resto, unos 11.000 inmigrantes, "deberán regularizar su estancia en España para poder tener acceso completo al aseguramiento, aunque mantendrán la asistencia en situaciones urgentes", ha insistido la consejera.
Para concluir, ha llamado a la "tranquilidad" de los programas destinados a vacunaciones o tratamientos de enfermedades transmisibles, ya que "no están ligados a la tarjeta sanitaria, sino que son poblaciones y nadie que los necesite se quedará sin ellos".