Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad detecta 2.705 casos de gripe en última semana, una incidencia menor de la media de los últimos 5 años

Hasta el pasado domingo, el Servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Dirección General de Salud Pública ha registrado 26 casos graves
La Región de Murcia registró durante la semana epidemiológica 4 (del 20 de enero al 26 de enero) un total de 2.705 episodios de gripe, dentro del rango esperado en función de los datos históricos de gripe de los que ya se tiene constancia y con una incidencia por debajo de la media de los últimos cinco años, según datos recogidos por el Servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Dirección General de Salud Pública y facilitados por la Consejería de Sanidad.
Estos datos reflejan un ascenso de 826 casos respecto a la semana epidemiológica 3 (13 de enero-19 de enero). La intensidad de la onda epidémica de esta temporada está registrando valores similares a los de la temporada 2010-2011, pospandémica, en la que predominó el virus A (H1N1) y que fue calificada de moderada.
El director general de Salud Pública, Francisco García, ha explicado que, según los datos aportados por el Centro Nacional de Epidemiología, en la semana epidemiológica 4 se observa una tendencia a la estabilización en el ascenso de la onda epidémica.
La tasa de incidencia de gripe muestra una pendiente de ascenso de la onda epidémica más suavizada con respecto de la semana previa de vigilancia, "lo que probablemente indica que pronto se alcanzará el pico de incidencia gripal de esta temporada, que para el conjunto estatal sigue calificándose como de intensidad moderada", ha indicado García.
La fase de ascenso para esta temporada se inició en la semana 2 (del 6 al 12 de enero), con 608 episodios de gripe. En estos momentos, el nivel de intensidad de la evolución de la actividad gripal se mantiene dentro del rango esperado con una difusión generalizada de la enfermedad.
EL 69% DE LOS 26 CASOS GRAVES PRESENTABAN FACTOR DE RIESGO
Hasta el pasado domingo, 26 de enero, los diferentes centros sanitarios de la Región notificaron al Servicio de Vigilancia Epidemiológica 26 casos graves que precisaron hospitalización. En la mayoría de ellos (en 20 casos) se identificó la presencia del virus de la gripe tipo A y, en estos momentos, todavía hay seis casos pendientes de subtipar.
De estos casos graves, el 69 por ciento (18 pacientes) presentaban al menos un factor de riesgo para desarrollar enfermedad grave y 14 de ellos requirieron ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de los distintos hospitales de la Comunidad.
El Servicio de Vigilancia Epidemiológica dispone de información sobre el estado vacunal de estos pacientes en el 81 por ciento de estos casos (21 casos), habiendo recibido la vacuna antigripal en esta temporada solo tres de ellos.
Los 18 pacientes restantes no habían recibido vacuna antigripal y de ellos, 13 correspondían a algún grupo de riesgo y, por tanto, estaba indicada y recomendada la vacunación. En este sentido, el director general insistió en la "importancia y eficiencia" de la vacuna para protegerse frente al virus
En estos momentos, según los últimos datos del Servicio de Vigilancia Epidemiológica, hay 14 casos que han precisado ingreso en UCI, y hasta el pasado domingo se contabilizaron cuatro fallecimientos. Dos den los fallecidos procedían de Andalucía y Comunidad Valenciana, comunidades en las que contrajeron la enfermedad aunque fueron atendidos en centros hospitalarios del Servicio Murciano de Salud (SMS).
VIRUS PREDOMINANTE
El director general de Salud Pública, Francisco García, ha explicado que "el virus de la gripe predominante para la Región, y para el conjunto de España, continúa siendo el tipo A(H1N1), que está cubierto con la vacuna de esta temporada".
García ha subrayado la "importancia" de vacunarse a la población en general y, en especial, a quienes perteneciendo a los grupos de riesgo todavía no lo hayan hecho, ya que "la vacunación anual es la mejor forma de prevención y la medida más eficaz para reducir el riesgo de evolución grave de la enfermedad".