Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad alerta que unos glucómetros para invidentes realizan mediciones de glucosa inferiores a las reales

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha alertado del riesgo de obtener lecturas inferiores a los valores reales de glucosa en sangre con los glucómetros especiales para invidentes 'Lisubel Chek Talk TD4232', fabricados por TaiDoc Technology Corporation, cuando la muestra de sangre en la tira reactiva es insuficiente y no rellena por completo la ventana de confirmación.
Este medidor de glucosa en sangre cuenta con una opción de voz que informa y guía a través de todas las opciones, operaciones y funcionalidades del equipo, lo que ha hecho que se comercializara de forma autónoma para el control de diabetes para personas invidentes y con deficiencias visuales.
Sin embargo, recientemente se ha detectado que estos glucómetros no disponen de un sistema de alarma que se active cuando la muestra de sangre no rellena por completo la ventana de confirmación de la tira reactiva, pudiendo dar lugar a lecturas inferiores a los valores reales de glucosa en sangre, con el consiguiente riesgo de inducir al paciente a una incorrecta dosificación en la administración de la insulina.
Para que el medidor funcione adecuadamente, la muestra de sangre debe rellenar completamente la ventana de confirmación de la tira reactiva, para lo cual, se debe verificar visualmente el correcto llenado de dicha ventana de confirmación.
Por el momento, la AEMPS no ha recibido reclamaciones o incidentes relacionados con este problema. No obstante, el distribuidor en España de estos dispositivos, Laboratorios Distrosur, ya ha cesado la distribución del glucómetro en España y ha emitido una nota de seguridad a las oficinas de farmacia, centros sanitarios y centros de distribución, así como una carta destinada a los pacientes, para advertir de que las personas invidentes o con una deficiencia visual deben ser asistidas para la medición de su glucemia por una persona con visión normal.
Asimismo, la empresa va a modificar las instrucciones de uso del producto para incluir esta advertencia.
Por otro lado, la AEMPS informa de que el fabricante está desarrollando un glucómetro con una nueva tecnología capaz de detectar una deficiente cantidad de muestra y de alertar al usuario por medio de un aviso que diga "alarma de incorrecta toma de muestra" o "error".
Hasta entonces, recomiendan a los farmacéuticos que si han vendido este dispositivo traten de identificar al comprador para hacerles entrega de la carta destinada a los pacientes. En el caso de los pacientes, insisten en que no lo utilicen sin la asistencia de una persona con visión normal.