Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad alerta de posibles problemas con algunas plumas de insulina para pacientes con diabetes

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha alertado de posibles problemas con algunas plumas de insulina para pacientes con diabetes de la marca 'Novopen Echo', comercializadas por Novo Nordisk, que podrían afectar a la dosis administrada.
En concreto, el problema afecta a algunos portacartuchos de determinados lotes (DVG1564-6, EVG2298-2, EVG2914-4, EVG3011-4, EVG4140-1 y FVG7571-1) de dichas plumas, que podrían agrietarse o romperse provocando la administración de una dosis inadecuada, según ha informado la propia compañía a la AEMPS tras constatar este problema.
El portacartuchos es un componente de esta pluma reutilizable donde se insertan los cartuchos de insulina 'Penfill' de Novo Nordisk, que detectado que el diseño del portacartuchos utilizado durante el periodo de julio de 2014 a abril 2016 con estas plumas es más susceptible de agrietarse y romperse cuando se expone a determinados productos químicos, como algunos agentes de limpieza.
Y el uso de un dispositivo con un portacartuchos agrietado/roto podría hacer que se administrara una dosis de insulina inferior a la esperada, provocando un nivel alto de azúcar en sangre (hiperglucemia).
Novo Nordisk Pharma está enviando notas de aviso para informar del problema detectado a los profesionales sanitarios, distribuidores, farmacias, y pacientes que han suministrado o disponen de los lotes afectados de esta pluma de insulina, así como a las sociedades médicas y asociaciones de pacientes, en las que se incluyen las recomendaciones y actuaciones a seguir por cada uno de ellos.
Asimismo, la empresa está reemplazando los portacartuchos suministrados a los pacientes y retirando del mercado las plumas con portacartuchos afectados de distribuidores, farmacias, hospitales y médicos.
La compañía recomienda que, en caso de detectar el uso de una pluma de estos lotes, los afectados deben contactar con la compañía para su sustitución y recuerdan que no se debe interrumpir el tratamiento sin consultar antes con su médico y se deben controlar los niveles de azúcar en sangre.