Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidade dice que la adjudicación de la esterilización "no es exactamente una externalización"

Mosquera señala que el motivo de cerrar quirófanos en Santiago fue una "avería" y que están a la espera del resultado negativo de los cultivos
La conselleira de Sanidade de la Xunta de Galicia, Rocío Mosquera, ha defendido que la adjudicación a una empresa, por 160 millones, de las labores de esterilización del material sanitario "no es exactamente una externalización", sino que constituye "otra manera de gestionar".
"No es exactamente una externalización, lo que buscamos es otra manera de gestionar, de manera que sea una gestión más eficiente y rigurosa", ha señalado preguntada por la información que publicó este domingo la edición gallega del periódico 'El País'.
Mosquera ha indicado, además, que la adjudicación no será sólo para la esterilización, sino que abarca "todo el material quirúrgico que en este momento están utilizando todos los hospitales y todos los centros de atención primaria del Sergas".
"Evidentemente hablamos con las sociedades preventivas, estamos en contacto con todos los facultativos y todos los profesionales que trabajan en la esterilización para garantizar la seguridad y la calidad", ha indicado.
Rocío Mosquera ha señalado que el objetivo es también garantizar la esterilización en todos los hospitales y en todos los centros de manera homogénea". "Eso es lo que pretendemos conseguir", ha destacado, antes de incidir en que lo que se va a hacer es "cambiar el modelo de gestión".
QUIRÓFANOS SANTIAGO
Sobre los quirófanos del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) que permanecen cerrados, Rocío Mosquera lo ha atribuido a una avería. "Averías las hay en todos los centros, tanto de un ascensor, como de un quirófano. Lo que pasó en Santiago fue que hubo una avería en el aire acondicionado de un quirófano y se cerró el otro por seguridad", ha explicado.
Mosquera ha indicado que dicha "avería" se solucionó "en el mismo día", pero ha añadido que cuando esto ocurre, "es necesario limpiar" el bloque y "hacer una serie de cultivos". "Es garantizar la máxima seguridad de ese quirófano antes de ponerlo en marcha", ha abundado.
La conselleira de Sanidade ha apuntado, asimismo, que el servicio de Medicina Preventiva ha hecho las tomas necesarias del aire y que, una vez reparada la avería, están a la espera del resultado negativo de los cultivos.
"Pero no deja de ser una avería que puede ocurrir siempre que hay maquinaria; lo que puedo garantizar es que se solucionó en 24 horas y ahora queda esperar que medicina preventiva nos dé el OK para poder ponerlo en marcha otra vez", ha concluido.