Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sansaloni lamenta que PSIB critique el pago por la tarjeta sanitaria

El conseller de Salud defiende el pago de 10 euros para que los pacientes tengan una tarjeta sanitaria "más moderna e identificativa"
El conseller balear de Salud, Martí Sansaloni, ha lamentado que el PSIB-PSOE haya cobrado dos euros por inscribirse para poder votar en las elecciones primarias del partido, que tendrán lugar el día 6 de abril, para designar a la candidata socialista a la presidencia de la Comunidad Autónoma en los comicios de 2015 y sean los que critiquen el pago de 10 euros para que los pacientes tengan una tarjeta sanitaria "más moderna e identificativa"
"Este Govern ha establecido un tasa para acceder a la tarjeta sanitaria más moderna, mientras que ustedes establecen el pago de dos euros para poder ejercer el sufragio universal", ha criticado al respecto el titular balear de salud.
Así lo ha señalado Sansaloni después de que el portavoz adjunto del PSIB, Vicenç Thomàs, haya acusado al Ejecutivo balear de haber cobrado 10 euros a los ciudadanos de las Islas para disponer de la tarjeta sanitaria que, según ha dicho, "no sirve para nada" y que ha supuesto a la Administración autonómica una recaudación de 5,3 millones de euros.
En su intervención, el conseller ha defendido que el pago de la tasa sirve para que los ciudadanos puedan contar con una nueva tarjeta sanitaria "más moderna, que evita el fraude, que identifica a cada paciente y que incrementa la seguridad".
En este punto, Sansaloni ha recordado que "toda la gente que ya ha pagado por la tarjeta sanitaria "puede presentarse en los centros de salud para que se le cambie la antigua por una moderna, con foto identificativa, clip y banda magnética".
En el turno de réplica, el portavoz socialista ha lamentado que Sansaloni sea el tercer conseller de Salud al que le pregunta sobre la tarjeta sanitaria, lo cual, ha dicho, es un "mal síntoma".
"La realidad hoy, dos años después de cobrar los 10 euros -las primeras tarjetas se otorgaron en septiembre de 2013--, es que los centros de salud tienen una demora media de casi un mes para poder dar la nueva tarjeta sanitaria".
Asimismo, el socialista ha puesto en duda que la nueva tarjeta "combata el fraude" porque, según ha afirmado, "muchas de ellas no llevan la foto", al tiempo que ha criticado que no lleve el número de afiliación a la Seguridad Social, un dato obligatorio para hacer la transcripción de receta en papel, ha indicado al respecto.
Por último, Sansaloni ha acusado a Thomàs de "intentar sembrar dudas" sobre la tarjeta y ha defendido que el Ejecutivo autonómico "ha hecho los deberes" con esta nueva herramienta.