Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santiago del Valle niega sus testimonios anteriores y asegura que "ni vio" a Mari Luz

Las defensas de los presuntos autores de la muerte de la pequeña Mari Luz, los hermanos del Valle, Juan López Rueda y Manuel Domínguez, respectivamente, pidieron la libertad provisional para sus clientes en el marco de una comparecencia en el juzgado de Instrucción número 1 de Huelva para ser informados de que serán juzgados por un jurado popular, a la par que López Rueda aseguró que Santiago del Valle "niega todas las declaraciones que ha hecho con anterioridad". Juan José Cortés, el padre de Mari Luz, ha lamentado el "circo" en el que se ha convertido el caso del asesinato de su hija con el cambio de procedimiento y dice que no irá a los juzgados.
ha solicitado una nueva declaración
Por su parte, el letrado de Rosa del Valle, Manuel Domínguez, apuntó que las defensas han pedido el libre sobreseimiento, mientras que el Ministerio Fiscal en cuanto a la concreción de la acusación, se ha remitido al auto de procesamiento, así como la acusación particular, en el que Santiago está imputado por un delito de asesinato y en contra de la libertad sexual de la menor y su hermana Rosa también por un delito de asesinato. Sin embargo, las dos defensas han pedido el libre sobreseimiento.
En cuanto a las diligencias de pruebas propuestas, apuntó que se ha levantado acta y resolverá en un auto, pero dejó claro que no se va a celebrar ningún careo entre ambos hermanos por ahora. Para la resolución de este auto no hay plazo, estimó Domínguez, quien aseguró que los acusados no han llegado a prestar declaración porque no se les ha interrogado por parte del Ministerio Fiscal, el cual "simplemente" ha pedido que se lleve a cabo una especie de filmación, un reportaje videográfico de los accesos de la casa de Santiago y del interior, propuesta a la que se han adherido las defensas "con alguna matización".
Asimismo, ha lamentado el trasiego de los presos "improcedente e irresponsable" y ha dicho que el dispositivo de seguridad en torno a la Audiencia es una medida "extrema y exagerada que conlleva un gasto innecesario para los ciudadanos".
Cortés considera que el responsable de todo esto es el abogado de Rosa del Valle, Manuel Domínguez, que fue quien solicitó el cambio de procedimiento, al tiempo que ha cargado contra la Audiencia provincial por "permitir este espectáculo que incrementa el dolor de la familia", ya que ésta sólo quería que el procedimiento siguiera por sumario "para que todo fuera más rápido y efectivo".
A la salida de los presuntos asesinos de la niña, la abuela de Mari Luz fue detenida por la policía después que este lanzara un objeto contundente contra el coche que conducía a Rosa del Valle. Horas después ha sido puesta en libertad.
También ha criticado el hecho de que después de dos años se puedan pedir nuevas pruebas y ha advertido: "No vamos a consentir -tal y como pide la defensa de Rosa del Valle- que se produzca una reconstrucción de los hechos porque es una barbaridad y sería la chispa que provocaría un polvorín en la barriada de El Torrejón", donde vivía la familia cuando murió la niña.
El padre de Mari Luz se ha referido también a la exclusión de Isabel García, esposa de Santiago del Valle, del procedimiento, y la ha calificado de "aberración" pues considera que "debería de haber sido juzgada por los hechos aunque después no hubiera cumplido condena porque la ley no recoja su implicación como delito".
Por último, ha expresado su confianza en que se amplíe el período de prisión provisional para los dos acusados, que concluye el mes que viene, y ha insistido en que la familia lo único que quiere es "que se celebre el juicio y que todo pase".
La niña Mari Luz Cortés, de 5 años, desapareció el 13 de enero de 2008 en la capital onubense y su cuerpo apareció 54 días después flotando en la Ría de Huelva.
EPF / JNP / IM
 
 
En esta línea, Domínguez matizó que el Ministerio Fiscal y la acusación particular piden la prórroga de la prisión, mientras que las defensas vuelven a solicitar la libertad provisional para ambos.
La familia Cortés no ha acudido a los juzgados y ha pedido en varias ocasiones que nadie lo haga para que no se repitan altercados como los de marzo de 2008 y para que "no participen de un espectáculo que ciertas personas están provocando y que es lamentable".
La abuela, detenida
La reconstrucción de los hechos, "una barbaridad"
"Lo único que queremos es que todo pase"