Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sarah Ferguson, a la espera de la residencia suiza

La duquesa de York encuentra en los Alpes su verdadera casa Fergie sería copropietaria de la casa adquirida por el príncipe Andrés el año pasado La duquesa de York habría solicitado la residencia en Suiza, donde ella y su ex marido, el príncipe Andrés, compraron una casa el año pasado. Fergie considera la zona alpina de Valais "su casa", según comentó recientemente a la publicación Le Nouvelliste. La información era confirmada a la revista People por su representante: "Este proceso refleja dónde pasa la mayor parte de su tiempo. Es ya su base principal".
La duquesa de York encuentra en los Alpes su verdadera casa
Fergie sería copropietaria de la casa adquirida por el príncipe Andrés el año pasado
La duquesa de York habría solicitado la residencia en Suiza, donde ella y su ex marido, el príncipe Andrés, compraron una casa el año pasado. Fergie considera la zona alpina de Valais "su casa", según comentó recientemente a la publicación Le Nouvelliste. La información era confirmada a la revista People por su representante: "Este proceso refleja dónde pasa la mayor parte de su tiempo. Es ya su base principal".
La exmiembro de la familia real británica mantiene una magnífica relación con el que fuera su marido y padre de sus dos hijas, las princesas Beatriz y Eugenia. Por ese motivo, decidieron adquirir una residencia en Verbier, para compartir momentos familiares y donde la duquesa habría encontrado la paz que tanto anhelaba.
"Aquí encuentro una energía positiva que me permite centrarme en nuevas actividades filantrópicas. He vuelto regular la situación para las vacaciones en Verbier. Mi familia me ha seguido a lo largo de los años. Nos sentimos libres y felices, nos sentimos como en casa. De todos modos, yo lo llamo 'mi casa", afirmaba la condesa de Inverness a la publicación suiza.
En cualquier caso, en sus viajes a Londres siempre ha tenido a su disposición una habitación en la casa de su exmarido en Windsor.