Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Satse critica la saturación del Infantil Virgen del Rocío (Sevilla) y urge un refuerzo de personal

Denunciaría a la Inspección de Trabajo las posibles consecuencias sobre la salud de profesionales y usuarios
El Sindicato de Enfermería (Satse) de Sevilla ha criticado la "saturación" que sufre el servicio de Neonatología del Hospital Infantil del Virgen del Rocío, "que se encuentra por encima de su capacidad y sin personal de Enfermería suficiente para atenderlo", y pide un refuerzo "urgente" de personal.
Esta situación, que según la central sindical se viene prolongando desde hace varios días, está generando "una sobrecarga asistencial y unas condiciones laborales que no garantizan ni la seguridad de los profesionales y de los pacientes", motivo por el que Satse exigen más personal "antes de que se produzcan efectos indeseables".
En concreto, según detalla el Sindicato de Enfermería en una nota, en la UCI de Prematuros hay 13 niños ingresados en incubadoras, cuando el máximo deben ser 12 incubadoras, de los cuales cinco necesitan aislamientos, con los cuidados especiales que ello conlleva. Para ello están siendo atendidos con seis enfermeros, cinco de este servicio y un enfermero del servicio de Prematuros, que queda con un profesional menos.
Así, el servicio de Prematuros, con 24 niños ingresados en incubadoras está siendo atendido por sólo tres profesionales, debido a la decisión unilateral de la Jefatura de Bloque de Enfermería de mover a un profesional a Unidad de Cuidados Intensivos. Por último, en Cuidados Intermedios hay 12 niños en incubadoras, de los cuales cuatro de ellos tienen criterio de Cuidados Críticos, atendidos por tres profesionales de Enfermería, cuando "la ratio recomendada para pacientes de cuidados críticos es de dos pacientes por enfermera".
Para Satse, esta situación comporta una saturación "importante" por "el exceso de trabajo y la responsabilidad que conlleva, lo que puede suponer un riesgo importante tanto para la seguridad y salud de los profesionales de enfermería que allí trabajan, al igual que un riesgo para la seguridad y salud de los pacientes, con una disminución de la calidad de los cuidados que se les ofrece".
Ante esta situación, el Sindicato de Enfermería, a través de su delegado de Prevención, se ha dirigido al director gerente, Francisco Torrubia, para que "de forma urgente e inmediata" se refuerce el personal de Enfermería mientras se mantenga la saturación actual del servicio de Neonatología. A juicio de la central sindical, "es una irresponsabilidad por parte de la gerencia mantener por más tiempo esta situación cuando existen profesionales disponibles en la Bolsa Única de Empleo del SAS".
Para Satse, "es urgente dotar a la UCI de Prematuros con seis enfermeros por turno, Cuidados Intermedios con cuatro enfermeros por turno y dos por cada neonato con criterios de Cuidados Intensivos, y un enfermero y cuatro enfermeros por turno en Prematuros, además de la correspondiente dotación de Auxiliares de Enfermería".
Por último, el Sindicato de Enfermería advierte de que en caso de que la Dirección siga sin solucionar de forma inmediata la cobertura del área de Neonatología trasladará la correspondiente denuncia a la Inspección de Trabajo para que se adopten las medidas oportunas a fin de resolver la situación de "sobrecarga asistencial" del Servicio de Neonatología y sus posibles consecuencias en la salud de usuarios y profesionales.