Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Satse pide una aclaración inmediata de las causas del contagio y denuncia la "improvisación" de la Administración

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha reclamado una aclaración "inmediata y precisa" de las causas por las que la auxiliar de enfermería del Hospital Carlos III de Madrid se ha contagiado del ébola, tras atender al sacerdote Manuel García Viejo, fallecido por este virus el pasado mes de septiembre, y ha denunciado la "improvisación" con la que ha actuado la Administración.
A su juicio, este contagio es "muy grave" y, por ello, ha avisado de que va a pedir con "toda contundencia" las responsabilidades pertinentes ya que, ha recalcado, "todo parece indicar que se ha producido algún fallo".
Dicho esto, y tras manifestar su "más profunda preocupación por lo sucedido", el sindicato ha recordado que, antes de la llegada a España de los dos sacerdotes infectados, Miguel Pajares y Manuel García Viejo, pidió por escrito a las autoridades "todo tipo de explicaciones" de cuál iba a ser el protocolo de actuación. Además, prosigue, exigió el cumplimiento de las medidas de seguridad necesarias.
"Todo apunta a que ha existido improvisación por parte de las autoridades sanitarias y a que tampoco se han cumplido convenientemente los procesos necesarios de información y adiestramiento de los profesionales sanitarios, como así lo manifiestan los propios profesionales. No obstante, estamos a la espera de que concluya la investigación iniciada por las autoridades, tal y como se anunció ayer", ha recalcado.
Finalmente, Satse ha insistido en la necesidad de que se revisen "todos" los protocolos en los servicios de salud de todas las comunidades autónomas y se extremen "todas y cada una" de las medidas de seguridad necesarias para que no se produzca otro nuevo caso de contagio en España.
"Es de suma importancia que, no solo se informe, sino que también se forme adecuadamente a todo el personal sanitario que pueda potencialmente verse expuesto a esta enfermedad", ha zanjado.