Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Save the Children advierte de que los niños son "los más difíciles de tratar" en un brote de Ébola

Save the Children ha advertido de que los niños son "los más difíciles de tratar" ante un brote de Ébola como el que se extiende por África y que ya ha dejado casi mil víctimas mortales.
"Los padres están asustados y se mantienen alejados de los centros médicos por miedo al contagio. Las embarazadas están dando a luz en casa en lugar de buscar ayuda especializada y los niños huérfanos corren el riesgo de ser marginados en sus comunidades", explica la ONG.
Según apunta, este es "el mayor brote de Ébola que se haya visto jamás" y la región "está luchando por hacerle frente". Antes de la crisis había menos de tres médicos por cada 100.000 personas en toda Sierra Leona y Liberia, así que los sistemas de salud están ahora "sobresaturados".
Para acceder a toda la población, Save the Children necesita trabajar con proveedores de servicios sanitarios locales y gobiernos "para asegurar que todos los niños en la región tienen el cuidado que necesitan".
La ONG apunta que los niños con Ébola necesitan un tratamiento específico y que "es vital que se diseñe e implemente un cuidado sanitario especializado para cubrir sus necesidades".
Por ello, piden que las familias confíen en el sistema sanitario y acudan cuando aparezcan los primeros síntomas. "En muchos casos esto podría suponer la diferencia entre la vida o la muerte y es la clave para contener el brote", explica director regional de acción humanitaria de Save the Children, Rob MacGillivray.