Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Save The Children pide que la lucha contra la pobreza infantil sea prioridad en la negociación de nuevo Gobierno

Save The Children ha pedido a las fuerzas políticas involucradas en la negociación para formar gobierno que la lucha contra la pobreza infantil sea una prioridad, de modo que iniciativas de aumento de la protección social y del presupuesto en Educación estén sobre la mesa a la hora de pactar.
"Ningún pacto de Gobierno debe dejar de lado a la infancia", afirma la ONG, para recordar que "los niños han sido los más afectados por la crisis económica y serán los últimos en beneficiarse de cualquier recuperación económica si no se les tiene expresamente en cuenta en el diseño y puesta en marcha de las medidas que se lleven a cabo".
En total, el 35,8% de los menores de 16 años de España, es decir, 1 de cada 3 niños, se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social. Entre las familias monoparentales esta cifra alcanza a más de la mitad de los niños y en el caso de las familias en las que al menos uno de los progenitores es extranjero, llega al 59,3%. Entre estos, el 9,5% sufre privación material severa.
La organización reclama que se aumente la inversión en políticas de protección social a la infancia, que actualmente suponen el 1,4 por ciento del PIB, y se acerquen a la media europea, donde se destina un dos por ciento.
"La inversión actual es inferior a la necesaria para alcanzar el objetivo marcado por la UE de reducir el número de personas que viven en riesgo de pobreza o exclusión social (Estrategia 2020). Esta inversión debe ir acompañada del diseño y puesta en marcha de medidas específicas que pongan a los niños y niñas en el centro de la protección social", dice Save The Children.
Asimismo, solicita un aumento de la inversión en educación para recuperar el 7% del PIB que se destinaba antes de la crisis económica. El objetivo es luchar contra la pobreza educativa y garantizar un acceso equitativo a una educación de calidad para todos los niños y niñas sin ningún tipo de discriminación.