Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado rechaza, con los votos del PP, una moción del PSOE en defensa de la vigente normativa

El Pleno del Senado, con los 154 votos del Grupo Popular en la Cámara Alta, ha rechazado una moción del PSOE en defensa de la vigente normativa de regulación del aborto, frente al apoyo insuficiente recibido del resto de grupos parlamentarios (77 votos a favor y cinco abstenciones).
Así, la portavoz del PSOE en la Comisión de Igualdad del Senado, Maribel Flores, ha avisado de que la retirada de la reforma de la Ley del Aborto planteada por el PP responde a un "cálculo electoral", al mismo tiempo que ha advertido al Ejecutivo de que la conquista de la libertad y de los derechos sexuales y reproductivos "ya está ganada" y ni la ciudadanía, ni el PSOE van a tolerar "un retroceso".
En el debate de la iniciativa también ha aprovechado para reclamar al Gobierno "un gesto de valentía política" para que desista en esta reforma que nadie les pedía, "excepto la jerarquía de la Iglesia Católica y el ala más dura de sus votantes".
Con ello, ha insistido en que el PSOE va a seguir defendiendo la libertad de las mujeres que el Partido Popular "está amenazando desde que llegó al Gobierno" y, tras reivindicar la Ley de Plazos del Aborto vigente, aprobada por el Gobierno socialista, ha exigido al Ejecutivo del PP "que no siga recortando los derechos de las mujeres en materia de salud sexual y reproductiva".
En opinión de Flores, la reforma que el Gobierno pretendía realizar sobre la ley del aborto en vigor suponía "un paso atrás de tres décadas en materia del derecho de la mujer a decidir libremente la interrupción de su embarazo".
EL CASO DE LAS JÓVENES DE 16 Y 17
La senadora socialista también se ha referido a la modificación respecto a la ley vigente que llevará a cabo el Gobierno, el artículo referido a las jóvenes de 16 y 17 años, introduciendo la obligación de que éstas deban contar con el permiso paterno a la hora de interrumpir su embarazo.
A su juicio, esta modificación responde a una "prioridad absoluta del Gobierno" pero "no de la sociedad", ya que el ministro de Justicia está trabajando con Sanidad para poder presentarla "de inmediato" en el proyecto de Ley de Protección a la Infancia.
La parlamentaria socialista se ha preguntado a qué infancia se refiere el Ejecutivo al mencionar a las jóvenes de 16 y 17 años, a la vez que ha acusado al Gobierno 'popular' de llenarse "la boca de frases grandilocuentes para tapar la realidad de este país".
Además, ha reclamado al Gobierno que constate, de acuerdo con la mayoría de la sociedad y de las mujeres españolas, que el actual marco normativo que garantiza el derecho de la mujer sobre su maternidad y promueve la salud sexual y reproductiva, es "coincidente" con la regulación de la mayor parte de los países de nuestro entorno.
Asimismo, ha pedido que se verifique que la regulación vigente consagra que a las mujeres de 16 y 17 años les corresponde, en exclusiva, el consentimiento para la interrupción voluntaria del embarazo, de acuerdo con el régimen general aplicable a las mujeres mayores de edad.
La senadora del PSOE ha solicitado que, de manera explícita, el Ejecutivo renuncie a la pretensión de realizar cualquier normativa conducente "al recorte, limitación, restricción o derogación de la actual normativa en materia de salud sexual y reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo".