Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Separación en las aulas por razón de sexo

El colegio Montessori, de Salamanca, anunciaba esta semana que decidía aplicar la llamada 'educación diferenciada' con el objetivo de corregir las discrepancias de rendimiento que existen entre ambos sexos.

Así lo ha asegurado su director Francisco Fernández, quien ha decidido posponer esta medida (anunciada para el curso que viene) al no contar con todo el apoyo que esperaban por parte de los padres.

"La mayoría de los padres han respaldado esta idea, aunque no ha habido unanimidad. Como el colegio tiene el compromiso con los familias, esperaremos a que entiendan las ventajas de este proyecto y lo acepten", ha declarado Fernández.

Aunque, ha añadido que el objetivo de implantar esta 'educación diferenciada' "es irrenunciable".

En contra de la discriminación

Para la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres (CEAPA), en realidad, la llamada 'educación diferenciada' "no es más que un eufemismo, ya que se trata de segregación, de discriminación", nos ha comentado su presidente, Pedro Rascón.

Desde la CEAPA han acalarado que no se oponen a que exista este tipo de educación, sólo a que ésta esté financiada con dinero público. "Preferimos que se emplee en mejoras educativas. En Andalucía se ha planteado quitar el concierto a los colegios que lleven a cabo esta medida, y es por lo que ha surgido la polémica".
En la misma línea se muestran los directamente afectados, es decir, los alumnos. Tohil Delgado, secretario general del Sindicato de Estudiantes asegura que ellos siempre han entendido este tipo de educación "como una herencia del franquismo".

"Lo que determina el grado intelectual de una persona no es su sexo sino el entorno y los medios a los que pueda acceder", nos comenta.

Para mostrar su postura sobre este asunto el próximo 4 de marzo llevarán a cabo una manifestación en más de 40 ciudades por toda España. En concreto en Madrid se desplazarán desde el metro de Colón hasta el Ministerio de Educación y Cultura.

La postura del especialista

Como en todos los temas controvertidos, las voces son plurales y hay quienes se muestran a favor y quienes se muestran en contra.

Pero la opinión de la psicóloga Concha Entiens Cruzado es clara: "Están mejor si están juntos". Según esta doctora el hecho de que los niños y las niñas acudan a las mismas aulas ayuda a su crecimiento y a su socialización.

"Sí que es cierto que las niñas maduran antes, pero este hecho puede ser positivo para los chicos si se ven influenciados. Separarlos puede derivar en que ellas sean más competitivas y ellos más agresivos", ha añadido.

Pero en algunos casos... funciona
El fracaso escolar en España ronda el 30%. Uno de los que ha conseguido bajar este porcentaje es el colegio concertado Tajamar. Precisamente es uno de los que aplica la 'educación diferenciada' desde hace años.

"Llevamos muchos años con este modelo educativo y es algo que funciona en ambos grupos. No se trata de volver a épocas pasadas sino de poner en marcha un modelo pedagógico que está en alza en otros países", nos ha explicado el director del centro, Alfonso Aguiló.

Ejemplo de ello son Estados Unidos, donde incluso en los centros públicos se opta por esta medida o Londres. Pero no son los únicos. En 2004, el sociólogo francés Michel Fize publicó su libro 'Las trampas de la educación mixta', en el que criticaba los desequilibrios escolares que se producen cuando no se tienen en cuenta las diferencias entre niños y niñas.

En la actualidad, 41 centros concertados en España hacen diferenciación en las aulas por razones de sexo. De ellos, doce se encuentran en Andalucía, nueve en Madrid y ocho en Euskadi.