Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El humo del incendio de Seseña es "preocupante", sobre todo para afectados por enfermedad respiratoria o cardiovascular

El denso humo provocado por el incendio en el vertedero ilegal de neumáticos en Seseña (Toledo) es "perjudicial" y "preocupante", especialmente para las personas que puedan estar afectadas por enfermedades respiratorias o cardiovasculares, según un experto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).
El investigador del CSIC en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) Xavier Querol ha explicado a Europa Press que la composición de este humo, en concentraciones elevadas y en exposiciones prolongadas puede tener efectos sobre las poblaciones cercanas, por lo que aconseja a la población que siga las recomendaciones de las autoridades y permanezcan confinadas.
Así, ha subrayado la importancia de disminuir al máximo la exposición a estas sustancias contaminantes, aunque cuanta más distancia más se diluye su impacto. Se trata de componentes químicos orgánicos, derivados de hidrocarburos que pueden provocar un "impacto" si la exposición es continuada" pero que son "preocupantes "para la población más susceptible.
En concreto, ha precisado que la vida media del carbono negro es de entre un día y una semana, aunque su permanencia también dependerá de la lluvia y de la velocidad del viento.
Querol ha añadido que la composición de este incendio son las ruedas de los vehículos, que tienen una composición orgánica pero también metales como zinc, ya que se usan sulfuros de zinc para dar dureza y consistencia para darles dureza.
A su juicio, el problema aumenta porque se trata de una combustión no controlada, ya que cuando esta quema se realiza en una incineradora, no tiene suficiente oxígeno y se produce una pirólisis parcial.
Además, ha añadido que la quema de los neumáticos libera partículas que no se han llegado a quemar del todo y compuestos de hidrocaburos tanto volátiles como sólidos. "Al ver la humareda negra, creo que son partículas de carbono grafitizado", ha concluido.