Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siempre se sospechó de Carcaño porque no cogía el teléfono y habló de fuga de Marta

Agentes del Grupo de Menores (Grume) y del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía han coincidido en señalar que sospecharon "desde primera hora" de Miguel Carcaño, el asesino confeso de la joven sevillana Marta del Castillo ya que, tras denunciarse la desaparición, "no había manera de ponerse en contacto" con él, a lo que se suma que Miguel dijo a los agentes que "Marta le había contado que quería fugarse", cuando "los amigos a los que se preguntó definían a Marta como una joven normal y que no tenía intención de fugarse".