Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Síndic de Greuges investiga la situación de un interno del CIE de Barcelona en huelga de hambre

El Síndic de Greuges de Cataluña, Rafael Ribó, ha abierto una investigación para saber si se están vulnerando los derechos de un ciudadano georgiano del centro de internamiento para extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona que lleva 32 días en huelga de hambre.
El defensor del pueblo catalán ha pedido en un comunicado que se garantice el derecho a huelga del interno y que se haga un seguimiento diario de sus constantes vitales: "Si no se puede hacer en las condiciones adecuadas en el CIE se debe estudiar la posibilidad de internarlo en un hospital".
También ha abogado por que no se le expulse del país mientras se encuentre en huelga "por razones humanitarias", y ha pedido a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, poder encargarse él mismo del seguimiento de este caso por motivos de eficiencia y eficacia.
Ribó ha revelado que el interno tuvo que ser atendido este miércoles por personal médico del centro de atención primaria (CAP) Manso y, posteriormente, por profesionales del Hospital Clínic de Barcelona.
El interno ha explicado al grupo de senadores y diputados del Congreso y del Parlament que han visitado este jueves el CIE que se quedó sin trabajo ni papeles tras ocho años en Barcelona --periodo en el que ha logrado traer a su familia a España-- y que el juez decidió su deportación tras haber cometido tres actos delictivos.