Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicalistas en el franquismo apoyan la querella del Ayuntamiento de Pamplona contra los crímenes de la dictadura

Recogen firmas para "colaborar" con la interposición de la reclamación judicial del Consistorio
Cien sindicalistas jubilados que ejercieron esta actividad durante la dictadura franquista en Navarra han firmado un manifiesto de apoyo a la querella que tiene previsto presentar el Ayuntamiento de Pamplona en los juzgados de la capital navarra para que se investiguen los crímenes del franquismo y han mostrado su disposición a "colaborar" con la iniciativa del Consistorio.
El manifiesto ha sido presentado este miércoles en una rueda de prensa en Pamplona por parte de una treintena de antiguos sindicalistas de diferentes sindicatos de la Comunidad foral que trabajaron en empresas como Potasas de Navarra, Motor Ibérica, Torfinasa, Mepamsa, Mapsa, Perfil en Frío o Authi, entre otras.
En representación de las personas que han firmado el manifiesto, han intervenido en la rueda de prensa Ángel Sanz, que fue sindicalista en Magnesitas Navarra, y los antiguos sindicalistas Nacho Odria e Isabel Noguera. Asimismo, ha estado presente el exdiputado de Amaiur Sabino Cuadra, que apoya el manifiesto en calidad de abogado laboralista.
En el manifiesto presentado, los antiguos sindicalistas apoyan, a título individual, la interposición de una querella por parte del Ayuntamiento de Pamplona y muestran su "voluntad de participar activamente en el proceso judicial correspondiente".
Los impulsores de este documento señalan que son personas que durante la dictadura franquista trabajaron como sindicalistas "por mejorar las condiciones de vida de nuestra clase y abrir las puertas a un futuro de democracia y justicia social".
"NEGACIÓN TOTAL DE LIBERTADES"
Además, destacan que "durante cuatro largas décadas aquel régimen supuso la negación total de libertades y derechos en el ámbito laboral cuyo fin era favorecer una sobreexplotación de la clase trabajadora, con jornadas agotadoras, condiciones penosas de trabajo, falta de seguridad laboral o deficientes coberturas sociales".
"Quienes luchamos contra ello fuimos perseguidos laboral y políticamente, padeciendo sanciones, despidos, listas negras, detenciones, multas, cárcel... por el mero ejercicio de derechos plenamente reconocidos en el ámbito internacional", se señala en el manifiesto, que también indica que "ninguno de los responsables de aquello ha respondido nunca en forma alguna por sustentar aquel régimen de explotación y represión".
Los impulsores del manifiesto están realizando una recogida de firmas de adhesión al mismo. Según ha informado Ángel Sanz, puede firmar "cualquier trabajador interesado que haya vivido esas situaciones de represión, que se dio en diferentes grados". En este sentido, Isabel Noguera ha afirmado que "la represión se sufrió en distinto grado, no todo el mundo fue apaleado, despedido o multado, pero en aquellos años se nos quitó la libertad de poder organizarnos".
Finalmente, Sanz ha criticado que "ha habido un intento deliberado de echar tierra sobre lo que sucedió". Asimismo, ha añadido que "las asociaciones de memoria histórica están actuando en todo el Estado para que no se olvide" y ellos, según ha asegurado, quieren "aportar" su trabajo en la misma línea.