Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos de Mossos reprochan a Mas la "poca vergüenza" de pedirles que dejen de quejarse

Los sindicatos de Mossos d'Esquadra SPC, SME-CC.OO. y CAT han reprochado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, su "poca vergüenza" por haber pedido al colectivo que deje de quejarse en su discurso en el Dia de les Esquadres.
En un comunicado conjunto, han afirmado: "Se ha de tener mucha cara para hacer un llamamiento a la vocación ante la falta de recursos que nos imposibilitan dar el servicio público de seguridad que la ciudadanía merece".
Según ellos, "desde su posición cargada de privilegios, no puede decir lo que dijo a los servidores públicos que ponen en riesgo su vida para garantizar el servicio público de seguridad".
También han cargado contra el comisario jefe de los Mossos, Josep Lluís Trapero, por pedir perdón a las personas afectadas por las actuaciones policiales porque, han ironizado, "seguro que ayuda a que la ciudadanía continúe creyendo en la presunción de inocencia de los compañeros imputados".
"Seguro que de esta manera los jurados populares que deben pronunciarse al respecto --en referencia al caso de la muerte del empresario del Raval Juan Andrés Benítez-- lo tendrán un poco más claro", han lamentado.
Además, han acusado al consejero de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, y al director de los Mossos, Manel Prat, de "orquestrar un año más el 'teatrillo' de las medallas y priorizar las condecoraciones a personas que nada tienen que ver con el mundo policial".
POLITIZACIÓN DEL CUERPO
El portavoz del SPC, David Miquel, ha avisado este martes de que "confundir a un cuerpo policial con el ejército de cualquier país es un error, un error muy grave".
En declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press, Miquel ha recordado cómo el anterior consejero, Felip Puig, llegó a afirmar que ante una consulta independentista los Mossos se pondrían del lado de las instituciones catalanas.
Un día después de que un grupo de 200 mossos y bomberos pitasen Artur Mas a su llegada al Dia de les Esquadres, ha lamentado que "absolutamente todo el mundo que pasa por el gobierno de la Generalitat" ha tratado de utilizar al cuerpo policial autonómico como "herramienta de desgaste político".
Miquel ha avisado de que "la mezcla de policía y política el resultado que da es policía política" y ha remarcado que los mossos han jurado la Constitución y el Estatuto de autonomía.
"Nos debemos única y exclusivamente a la ley vigente y si no gusta esta ley lo que hay que hacer es cambiarla, pero que nos dejen un poquito al margen de todo esto, porque si no es peligroso", ha remarcado.
RESPETO A TODAS LAS SENSIBILIDADES
El portavoz cree que la policía es "un reflejo" de la sociedad, y que la sociedad catalana es una sociedad plural: "Dentro de nuestro sindicato hay diversas sensibilidades pero cuando uno se viste de uniforme tiene que estar al margen de todo esto, precisamente, para ser un profesional", ha matizado Miquel.
Además, ha puntualizado que en el acto del lunes las protestas no sólo iban dirigidas al presidente Mas, sino que "hubo varios objetivos y a cada uno se le dio donde más duele".
Eso sí, no sabe si los 'Viva España' que gritó un grupo de manifestantes eran "por sentimiento o por darle donde más le duele al honorable presidente de la Generalitat". "Supongo que habría un poco de todo", ha zanjado.