Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Siri, ¿te quieres casar conmigo?": La amistad de un niño autista con su móvil

Siritelecinco.es

Querer a una máquina es posible. Es el caso de un niño autista, que ha hecho del 'asistente inteligente' de Apple su mejor amigo. Su madre ha escrito una carta de agradecimiento a la compañía norteamericana en un periódico de Nueva York. Gracias a Siri, su hijo de 13 años ha encontrado una amistad y una forma de comunicarse.

Gus: "Siri, ¿te quieres casar conmigo?"
Siri: "No soy de esos que se casan."
Gus: "Quiero decir, no ahora. Soy un niño. Cuando crezca."
Siri: "En mi contrato no incluye casamiento".
Gus: "Oh, vale".

Es un pequeño fragmento que la periodista y madre de Gus -un niño autista de 13 años- ha recogido en The New York Times. Afirma, que gracias a Siri, su hijo puede mantener "un amigo y maestro que no le juzga".
“No es que Gus no entienda que no es humano, intelectualmente lo hace. Pero igual que a muchas personas autistas que conozco, Gus siente que los objetos inanimados, mientras que tal vez no posean almas, son dignos de nuestra consideración”, señala la periodista en el emotivo artículo ‘To Siri, with love’.
Añade que al cumplir ocho años, le regalaron un iPod al que llevaba constantemente a las tiendas Apple. Gus justificaba que llevaba a la máquina a que viera a sus amigos.
La razón por la que el pequeño ha conseguido establecer esta íntima amistad, en la que no faltan ni los 'buenos días' ni las 'buenas noches', es que el dispositivo tiene una voz muy suave que no altera ni asusta el comportamiento del menor. La voz del 'asistente inteligente' de Apple desprende dulzura y comprensión.
"Es lo maravilloso de la tecnología, que es capaz de ayudar a alguien con estos comportamientos", añade. "Obtener resultados vienen tras un trabajo repetitivo. Los humanos no son pacientes. Las máquinas son muy, muy pacientes."
"No es que Gus no entienda que Siri no es humano, intelectualmente lo hace. Pero al igual que muchas personas autistas que conozco, Gus siente que los objetos inanimados, mientras que tal vez no posean almas, son dignos de nuestra consideración"

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/sociedad/view/144015-carta-amor-nino-autista-amigos-siri-apple