Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sistach reivindica que la cultura catalana está "impregnada" de cristianismo

Destaca la "grandeza" de la actividad política y defiende una Iglesia Católica volcada en los pobres
El cardenal-arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha reivindicado este miércoles, festividad de Sant Jordi, que la cultura catalana está "impregnada" de cristianismo y ha reivindicado las raíces cristianas de este territorio.
En su homilía, durante la misa que cada año se celebra por Sant Jordi en el Palau de la Generalitat, ha citado al Papa Francisco en varias ocasiones, de quien ha recordado que su apuesta es una Iglesia Católica cuya "opción preferencial" sean los pobres.
Según Sistach, "la cultura de Cataluña está íntimamente impregnada de cristianismo, el cristianismo es un elemento muy importante en la configuración de la identidad catalana" a lo largo de los últimos mil años.
Ha recordado que Sant Jordi es el patrón de Cataluña desde 1456, cuando las Cortes catalanas, reunidas en la Catedral catalana, así lo decidieron, "recogiendo una devoción ampliamente extendida en relación a una figura ejemplar".
"El Papa Francisco dijo al inicio de su pontificado que deseaba una Iglesia pobre para los pobres", ha asegurado Sistach, que ha defendido que este debe ser uno de los ejes en el mensaje evangelizador de la institución católica.
"No tenemos ni oro ni plata pero te damos, hombre y mujer de hoy de todo el mundo, lo que la Iglesia tiene", ha asegurado Sistach, que ha instado a los católicos a compartir sus bienes con los pobres y comprometerse en la transformación del mundo.
Según el arzobispo, este es "el mensaje que la Iglesia debe ofrecer y que el mundo espera", que también ha tenido un recuerdo especial para las víctimas de violencia de género, y tras la misa, Sistach ha bendecido las rosas de las entidades sociales presentes en Palau.
ASISTENTES
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la mayoría de consellers estaban presentes en la misa: Joana Ortega (vicepresienta y Gobernación), Felip Puig (Empresa y Empleo), Neus Munté (Bienestar Social y Familia), Ferran Mascarell (Cultura), Germà Gordó (Justicia), Santi Vila (Territorio), Ramón Espadaler (Interior), Boi Ruiz (Salud), Irene Rigau (Enseñanza) y Francesc Homs (Presidencia).
También estaban el presidente del grupo de CiU en el Parlament, Jordi Turull; el presidente de la Diputación de Barcelona, Salvador Esteve; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; el primer teniente de alcalde barcelonés, Joaquim Forn.
Otros asistentes han sido el inspector general del Ejército, Ricardo Álvarez; el comandante militar de Barcelona y Tarragona, Fernando González Arteaga; el secretario general de C's, Matías Alonso; la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho; el portavoz del PP en el Parlament, Enric Millo; el expresidente del Parlament Joan Rigol y el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol.