Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sólo uno de cada tres pacientes candidatos a los nuevos anticoagulantes orales tiene acceso a los mismos

Sólo uno de cada tres pacientes candidato a los nuevos anticoagulantes orales tiene acceso a los mismos, según ha advertido la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN), con motivo de la presentación del documento 'Posicionamiento sectorial en relación a la restricción en el acceso a los nuevos anticoagulantes orales y la inequidad territorial'.
En la elaboración de este documento han participado también la Federación Española de Ictus (FEI) y las sociedades científicas de Cardiología (SEC), de Medicina General (SEMG), de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), de Medicina Interna (SEMI), de Trombosis y Hemostasia (SETH), y de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES).
Y es que, a juicio de FEASAN, es "incoherente e innecesario" que algunas comunidades autónomas hayan propuesto recomendaciones propias en relación con el uso de los nuevos anticoagulantes orales después de que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ya hubiera publicado unos criterios comunes de uso, consensuados y aprobados posteriormente en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).
En este sentido, el colectivo de pacientes anticoagulados ha denunciado tanto el incumplimiento generalizado de dichos criterios como la imposición de condiciones de visado de inspección especialmente duras y restrictivas en algunas regiones concretas.
"Lo cierto es que actualmente, y después de dos años en el mercado, en España solo el 9 por ciento de los pacientes anticoagulados accede a los nuevos anticoagulantes orales, cuando las estimaciones indican que entre el 30 por ciento y el 40 por ciento de los pacientes anticoagulados son potenciales candidatos", ha asegurado el médico especialista en Atención Primaria del Centro de Salud Jazmín y coordinador del grupo de estudio de enfermedades cardiovasculares de la SEMFYC, José María Lobos.
SANIDAD TIENE QUE GARANTIZAR EL CUMPLIMIENTO DE LAS RECOMENDACIONES
Por todo ello, el presidente de FEASAN, Luciano Arochena, ha pedido a la Administración su compromiso para garantizar el cumplimiento de las recomendaciones de uso de los nuevos anticoagulantes orales emitidas por la AEMPS y que rectifique aquellos criterios que podrían suponen un riesgo añadido para el paciente.
"Es inaceptable que haya que estar seis meses fuera de rango para poder acceder a estos tratamientos innovadores", ha comentado, para abogar por el establecimiento de "tres perfiles de pacientes prioritarios: los que presentan un peor control de su INR a pesar de su buen cumplimiento con anticoagulantes clásicos, los que han sufrido un ictus cardioembólico a pesar de estar anticoagulados y que, en consecuencia, presentan mayor riesgo de sufrir otro, y también quienes presentan un alto riesgo de hemorragia intracraneal".
El objetivo último de esta medida, explica, es asegurar el acceso a estos fármacos a aquellos pacientes a los que los NACOs les pueden aportar un mayor beneficio siendo, además, más coste-efectivos en estos perfiles.
Por su parte, el expresidente de la SEC, Vicente Bertomeu, ha valorado el posicionamiento de FEASAN como una iniciativa necesaria en tanto en cuanto los pacientes son los "principales" responsables de su propia salud. De hecho, a su juicio, el cardiólogo, junto con las demás especialidades médicas involucradas, debe velar por que todos los pacientes que tienen indicación de anticoagulación estén correctamente tratados".
"Para ello, debemos luchar contra las inequidades que está generando un sistema sanitario fragmentado por las normativas de 17 comunidades autónomas y aplicar las recomendaciones de la AEMPS", ha zanjado Bertomeu.