Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soria denuncia que la sede del PP de Lanzarote ha amanecido con cristales rotos y la de Fuerteventura con pintadas

El ministro de Industria, Energía y Turismo y presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria, ha denunciado este sábado que las sedes del partido en Lanzarote y Fuerteventura han amanecido con ventanas con cristales rotos en el primer caso y con pintadas "amenazantes" en el segundo contra las prospecciones en busca de hidrocarburos en aguas cercanas a las islas.
"Ya sabemos lo que eran las tempestades que nos anunciaban. No hay nada menos democrático que intentar impones criterios a base de violencia", dijo durante su participación en el Foro de Economía y Empleo del PP grancanario titulado 'Reformas y Confianza para el Empleo'.
Soria entendió que "aún peor" que esta acción es "incitar" a ese tipo de actos. "Creo --agregó-- que dice muy poco de la política en general y de quienes nos dedicamos a este noble oficio de la política".
En este sentido, recordó que ha escuchado durante los últimos tiempos a personas del Gobierno de Canarias "amenazar con este tipo de actos". "Lo que les pido es que no inciten a la violencia porque es una irresponsabilidad", matizó.
Aquí, apuntó que cuando hay disparidad de criterios "hay que hablarlos" y que se pueden llegar a acuerdos o no, pero que cuando a uno no le dan la razón en los tribunales, "la respuesta no puede ser 'voy a actuar violentamente contra quien piensa distinto'".
Por su parte, este sábado se producirán en el archipiélago canario diferentes manifestaciones y protestas contra los sondeos en busca de hidrocarburos en aguas cercanas a las islas, unas movilizaciones que Soria respetó siempre que se produzcan dentro del marco legal.
Respecto a qué ocurrirá con la consulta convocada por el Gobierno regional para el 23 de noviembre, el ministro explicó que si se sigue adelante se pondrán los mecanismos legales a trabajar [como ya se ha hecho] para interponer un recurso de inconstitucionalidad que suspensa la pregunta.