Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sube a ocho el número de muertos por el accidente de una avioneta en el norte de México

A ocho ascendió el número de muertos por el accidente de una avioneta que sobrevolaba una zona inundada.EFE/Archivotelecinco.es
Ascendió a ocho la cifra de muertos al estrellarse una avioneta que sobrevolaba el estado mexicano de Coahuila, fronterizo con Estados Unidos, para comprobar los daños dejados por el huracán "Alex", informaron hoy fuentes oficiales.
El Gobierno de Coahuila informó en un comunicado que en el accidente murieron el secretario de Obras Públicas, Horacio del Bosque Dávila, el alcalde de Piedras Negras, José Manuel Maldonado, y otras seis personas más cuando sobrevolaban los cauces de la presa Lafragua en el estado. Inicialmente se había informado que habían muerto cinco personas.
La Oficina de la Presidencia indicó en un comunicado que Felipe Calderón expresó sus condolencias y lamentó "profundamente los hechos" en que murieron los funcionarios y sus colaboradores.
Asimismo, Calderón se comunicó con el gobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdés, para manifestar su solidaridad con el gobierno estatal y el ayuntamiento de Piedras Negras, y pidió extender "sus más sentidas condolencias a los familiares de los fallecidos".
Los funcionarios sobrevolaban el río Escondido, a la altura de la presa Lafragua, y sus inmediaciones para evaluar los daños por la lluvias de los últimos días cuando la avioneta se desplomó en una finca y explotó.
El Gobierno de Coahuila precisó que la nave, tipo Cheyenne 2, explotó al caer a tierra, por causas aún desconocidas, provocando la muerte instantánea de sus ocupantes.
La región nordeste de México fue azotada en días pasados por el huracán "Alex" y actualmente varios ríos y presas de la región se han desbordado por las intensas lluvias, lo que ha obligado a decenas de miles de personas a desalojar la zona.