Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sube a 50 el número de víctimas del Airbus halladas en el Océano Atlántico

En total, han sido retirados del mar los cuerpos de 49 de las 228 víctimas del accidente aéreo y algunos restos del avión siniestrado, entre los cuales está una pieza metálica de cerca de 14 metros que forma parte de la cola de la aeronave. EFEtelecinco.es
La Marina de Brasil anunció hoy que recuperó un cuerpo más del Atlántico, que elevó a 50 el número de víctimas halladas en el mar, de las 228 personas que viajaban en el Airbus de Air France accidentado hace dos semanas.
Según una nota de prensa divulgada por la Marina y la Fuerza Aérea, el cuerpo fue avistado y recogido en la mañana de hoy por la corbeta Caboclo, aunque no se detalló el estado en el que se encontraron los restos.
Hacía tres días que ningún navío recuperaba los restos humanos del mar, lo que estaba reduciendo la esperanza de los responsables de la misión de continuar hallando a las víctimas de esta tragedia aérea, cuyas causas continúan siendo un misterio.
El avanzado estado de descomposición de los cuerpos hace que sea imposible identificar a simple vista si pertenecen o no a seres humanos, según explicaron responsables militares el pasado domingo.
La Fuerza Aérea de Brasil destacó en una nota que los aviones que participan en la búsqueda ya han superado las mil horas de vuelo en las tareas de rastreo.
Tan solo hoy, fue peinada un área de 19.000 kilómetros cuadrados de mar, en la que los pilotos trataban de escudriñar cualquier resto del Airbus que pueda servir para dilucidar las causas o circunstancias del accidente, a la falta de la caja negra.
Este dispositivo aún se encuentra perdido, probablemente en un remoto punto en el lecho marino, a unos 3.500 metros bajo el nivel del mar, que es la profundidad media del área en la que se cree que pudo tocar fondo el avión y que está rastreando un submarino francés.
Seis víctimas mortales llegaron hoy a la base insular de Fernando de Noronha, a 1.300 kilómetros al sur del lugar de la búsqueda, a bordo de la fragata Bosisio.
En esa base se realizan las primeras tareas de identificación, como la recolección de muestras de ADN, la catalogación de ropas y objetos o la toma de huellas dactilares, en caso de que aún sea posible.
Las 43 víctimas restantes ya se encuentran en el Instituto de Medicina Legal de la ciudad de Recife, donde se realizan las autopsias y se pretende concluir las tareas de identificación.
Todavía no hay previsión para concluir con la búsqueda, en la que actúan directamente 761 militares de la Marina y otros 250 de la Aeronáutica brasileña.
A partir de mañana miércoles, la cúpula militar realizará reuniones cada dos días para decidir si prosiguen o cancelan los trabajos.