Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Takeda y la Universidad de Kyoto (Japón) inician un programa de investigación aplicada en células madre

La farmacéutica Takeda ha llegado a un acuerdo con el Centro de Investigación Aplicada en Células Madre Pluripotentes Inducidas (CMPI) de la Universidad de Kyoto, en Japón, para iniciar un programa de investigación conjunta sobre el desarrollo de aplicaciones clínicas de este tipo de células.
Con motivo de dicha iniciatvia se realizarán investigaciones en seis campos principales con el fin de explorar las aplicaciones clínicas de las células madre en áreas terapéuticas como el cáncer, la insuficiencia cardiaca, la diabetes mellitus, los trastornos neurodegenerativos y las miopatías intratables.
Las tecnologías CMPI pueden transformar los tratamientos médicos en el futuro y sus aplicaciones comprenden una amplia variedad de campos, como el descubrimiento de fármacos, la terapia celular y las evaluaciones de la seguridad de fármacos.
En los próximos 10 años Takeda aportará 20.000 millones de yenes (unos 154 millones de euros) a la colaboración y llevará a cabo conjuntamente múltiples proyectos dirigidos por investigadores invitados del CiRA y otras universidades.
Se espera que la colaboración contribuya a la aplicación de las tecnologías CMPI en la práctica clínica, lo que requiere una cantidad considerable de tiempo, trabajo e inversión. Esta estrategia está en línea con el objetivo de los Proyectos Nacionales de Japón sobre las aplicaciones clínicas de las tecnologías CMPI.
"Utilizando las tecnologías CMPI como herramienta, esta colaboración desarrollará nuevas estrategias para el descubrimiento de fármacos y generará nuevos tratamientos curativos para enfermedades intratables en los próximos 10 años", ha declarado Shinya Yamanaka, director del centro japonés.
Por su parte, el presidente de Takeda, Christophe Weber, admite que el acuerdo les permitirá "estudiar terapias celulares y estrategias genéticas para prevenir y curar enfermedades".