Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Takeda recibe opinión positiva de la EMA para tres tratamientos nuevos para la diabetes tipo 2

La farmacéutica Takeda ha anunciado este miércoles que el Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP, por sus siglas en inglés) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) ha emitido una opinión positiva para 'Vipidia' (alogliptina), un inhibidor de la dipeptidil peptidasa IV (DPP-4) y para sus combinaciones a dosis fijas (CDF) 'Vipdomet' (alogliptina con metformina) e 'Incresync' (alogliptina con pioglitazona) para el tratamiento de los pacientes con diabetes tipo 2 cuya enfermedad no está controlada con los tratamientos existentes.
"El número de personas con riesgo de sufrir complicaciones asociadas con la diabetes tipo 2 sigue aumentando en Europa, ya que muchas de ellas no han alcanzado los objetivos del tratamiento", ha explicado el director de operaciones comerciales para Europa y Canadá, Trevor Smith.
A su juicio, "esta opinión positiva representa un hito importante en el compromiso permanente de Takeda de trabajar para avanzar en la atención al paciente y ayudarles a satisfacer las necesidades individuales en esta creciente patología".
La opinión del CHMP se basó en datos de un robusto programa de ensayos clínicos en el que participaron más de 11.000 pacientes tratados durante y hasta cuatros años y dos estudios clave, los datos de un año del ensayo ENDURE1 y los datos preliminares del ensayo de resultados cardiovasculares EXAMINE2.
El endocrinólogo de los Royal Liverpool University Hospitals, Liverpool (Reino Unido), el doctor Jiten Vora, destaca que "la diabetes tipo 2 es una enfermedad compleja de tratar", además "no hay dos pacientes iguales y cada uno responde de manera diferente a las medicaciones", de ahí que sea importante contar con un gran arsenal terapéutico.
"Aunque existen diversas opciones de tratamiento, todavía sigue habiendo una necesidad de mejorar el control glucémico en muchos pacientes, particularmente en aquellos más complejos con múltiples comorbilidades que están tomando muchas medicaciones diferentes. Estas nuevas opciones de tratamiento permitirán a los médicos diseñar tratamientos adaptados a las necesidades individuales de cada paciente, ayudándoles a mejorar el control glucémico", concluye.