Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tatiana Santo Domingo,¿quién es y como se ha hecho un hueco en la aristocracia europea?

La casas reales europeas son de lo más equisitas; entrar en el círculo de la aristocracia es dificil, pero más aún quedarse. ¿Como lo ha conseguido una colombiana hija de un magnate lationamericano? Si hay algo que no les gusta a los aristocratas son los llamados outsiders, los de fuera. Les gusta moverse en los mismo círculos y entre la misma gente con la que han crecido, por lo que tener una abultada cartera no es siempre suficiente para ser uno de ellos.
La casas reales europeas son de lo más equisitas; entrar en el círculo de la aristocracia es dificil, pero más aún quedarse. ¿Como lo ha conseguido una colombiana hija de un magnate lationamericano?
Si hay algo que no les gusta a los aristocratas son los llamados outsiders, los de fuera. Les gusta moverse en los mismo círculos y entre la misma gente con la que han crecido, por lo que tener una abultada cartera no es siempre suficiente para ser uno de ellos.
Sin embargo, Tatiana ha conquistado Mónaco, a la aristocracia y a los tabloides. Pero empecemos por el principio "Nací, crecí y viví en " empezaremos a lo David Copperfield; Tatiana nació hace 29 años en Nueva York, pero creció primero en Ginebra y luego en París; en Suiza estuvo en uno de los internados más posh de Europa y más tarde estudió en Paris en el mismo instituto que Andrea; pero no nos adelantemos.
Hija del millionario Julio Mario Santo Domingo (el segundo hombre más rico de Colombia según Forbes) y la socialité Vera Rechulski, no se puede decir que a la chica la faltase de nada. Tiene un hermano pequeño, Julio Mario Santo Domingo III, con el que se lleva muy bien.
Años más tarde de conocer a Andrea, cuando ella estdiaba Artes y Comunicación primero en Londres y luego historia del Arte en Nueva York, hizo muy buenas migas con Carlota Casiraghi, su futura cuñada que le recordaría quién era ese rubio que le sonaba del instituto, su hermano Andrea.
Colaboró durante un tiempo con Vanity Fair, y ahora tiene su propia marca, Muzungu Sisters, compañía de ropa que comparte con una amiga y que montó con el fin de abanderar el estilo étnico y artesanal que tanto le gusta (bastante caro por cierto).
A pesar de contar entre sus amigos a muchas socialités y famosos siempre ha mostrado interés en mostrar un perfil bajo frente a la prensa; solo aparece en ella para hablar de su compañía o en eventos oficiales. Todo un modelo de discreción que ha asombrado a la aristocracia europea y la ha conquistado.
Su currículum es prácticamente idéntico al de su ahora esposo Andrea; comparten intereses y ambos se muestra interesados en desaparecer bastante de la vida pública; el secretismo de su boda lo demuestra. Sin hacer mucho ruido ha encajado a la perfección en la familia Grimaldi, un matrimonio que muchos ven como la unión perfecta de una gran fortuna y un gran lianje.