Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Taula del Tercer Sector pide a Puigdemont ir "más allá" del plan de choque social

Reclaman mejorar la RMI para las 110.000 personas sin ningún ingreso en Catalunya
El presidente de la Taula del Tercer Sector Social, Oriol Illa, ha pedido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ir "más allá" del plan de choque social en el plan de apoyo al tercer sector social, y desarrollar políticas sociales transformadoras que permitan prevenir futuras situaciones de pobreza, en declaraciones a los medios posteriores a su primera reunión con Puigdemont.
En el encuentro, al que ha asistido la consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Neus Munté, y una decena de miembros de la junta directiva de la Taula --formada por 3.000 entidades--, Illa ha pedido una interlocución fluida para abordar la situación de emergencia social.
Ha destacado que la crisis persiste y se cronifica, a pesar de que hayan mejoras económicas: "No es incompatible que crezca la economía del país y que lo hagan también las desigualdades", aumentando así la fractura social, ha lamentado, y ha añadido que en Catalunya hay 300.000 personas que viven en hogares donde todos los miembros están en el paro, como las 110.000 personas sin ningún ingreso.
Illa ha reclamado al Govern que mantenga el plan de apoyo social, en lo que confía a pesar de que se estén debatiendo los presupuestos, ya que ha dicho que "el Govern se ha comprometido y no existen motivos objetivos para pensar que no lo aplicará".
También ha requerido el despliegue de las propuestas sociales que presentó la Taula en el marco de las elecciones, para evitar futuros riesgos sociales y teniendo en cuenta que la crisis se genero antes de 2009.
RENTA MÍNIMA
"Pedimos una especial atención a la concertación de servicios asistenciales a las personas", que no pueden otorgarse con criterios únicamente económicos y a los que el marco europeo da esta consideración especial, ha apuntado.
Illa ha destacado la demanda de que la renta mínima de inserción (RMI) vuelva a criterios anteriores a 2011, cuando "los cambios restrictivos que se aplicaron dejaron fuera de la RMI a personas que la necesitaban", con casos como los de personas en una situación muy dramática pero que no cumplen alguno de los nuevos criterios.
"Hemos planteado recuperar la RMI como un derecho subjetivo y reformarla para mejorarla", garantizándola como derecho, reduciendo el tiempo de gestión y haciendo que sea sostenible en el tiempo, de la misma forma que las prestaciones de jubilación no se cuestionan, ya que la RMI acaba siendo el ultimo recurso de muchas personas que no tiene acceso a otro ingreso.
Illa ha reiterado la problemática de las 770 viviendas que las entidades sociales manifestaron que necesitan en los próximos dos años, y ha criticado un "inmovilismo total y falta de la sensibilidad" de las entidades bancarias, que calcula que tienen 47.000 pisos vacíos.