Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tejerina defiende que ENCE cumple al 100% la legislación española y que la mayoría de gallegos está agradecido a Rajoy

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en funciones, Isabel García Tejerina, ha defendido que la empresa papelera ENCE cumple al 100 por 100 la legislación ambiental española, gallega y europea, por lo que la decisión del Gobierno de autorizar su prórroga de actividad "no es política".
Además, en declaraciones a Radio Nacional recogidas por Europa Press ha manifestado su confianza en que la mayoría de los gallegos está agradecida a Mariano Rajoy a pesar de su declaración del presidente del Gobierno en funiones como persona non grata en Pontevedra.
García Tejerina ha subrayado que la fábrica papelera situada en la provincia gallega opera con una autorización ambiental integrada que fue renovada por el Gobierno del PSOE y BNG en 2008 y que cumple "al 100 por cien" la legislación ambiental, española, europea y gallega.
Por ello, a su juicio, la declaración de Rajoy como 'non grata' es "una excusa, porque esta fábrica está cumpliendo".
La ministra ha insistido en que la prórroga de la concesión "no es una prórroga política" sino que está basada en el cumplimiento "estricto y automático" de una ley. De hecho, ha advertido de que no hacerlo podría tener consecuencias penales.
"No hay caso político, hay caso político por parte de esta gente queriendo hacer el presidente del Gobierno que tanto ha hecho por su ciudad y por su provincia y que estoy segura que la mayor parte de los gallegos le están enormemente agradecidos, hacer algo donde no hay caso medioambiental", ha manifestado.
En este contexto, ha recordado que la licencia de ENCE se debe a PSOE y BNG y que en la esta fábrica trabajan casi 400 personas y da empleo en Galicia a más de 5.000 personas, por lo que no entiende el daño que se quiere hacer a "tantas familias, privándoles de un puesto de trabajo cuando se cumplen las exigencias medioambientales".
En definitiva, ha insistido en el "absoluto sometimiento a la legalidad" en este proceso que se ha hecho "con todas las garantías" y que ENCE se ha comprometido a invertir más de 60 millones de euros, la mayor parte de ellos van a mejoras medioambientales.