Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Teknon aplica una endoscopia pionera para mejorar la detección del cáncer de esófago y colon

El Centro Médico Teknon - Grupo Quirónsalud ha empezado a utilizar una endoscopia pionera en el Estado que mejora la detección precoz del cáncer de esófago y colon, ha informado el centro este lunes en un comunicado.
La nueva tecnología, llamada BLI (Blue Ligh Imaging), utiliza un tipo de luz azul que colorea los tejidos, lo que mejora su visualización y la detección precoz de lesiones previas al cáncer, como el esófago de Barrett o lesiones premalignas del cáncer de colon.
El equipo se instaló en marzo y ya se ha utilizado en más de 150 pacientes, "demostrando su fiabilidad, seguridad y alta eficacia para dignosticar lesiones precancerosas", ha destacado el centro médico.
El esófago de Barrett es una lesión premaligna que se produce en el epitelio o revestimiento del esófago debido a los ácidos procedentes del estómago.
Esta afección es cada vez más habitual, puesto que son muchos los pacientes que presentan reflujo gastroesofágico por un mal cierre del músculo que se encuentra entre el estómago y el esófago, y éste conduce a una esofagitis o inflamación del esófago.
"Las células del esófago no toleran los ácidos provenientes del estómago y la mucosa del esófago queda afectada, de manera que empieza a haber áreas de metaplasia, lo que significa que las células van evolucionando o que cambia la calidad de las células del esófago", ha contado el jefe de Endoscopias de Centro Médico Teknon, Jorge Carlos Espinós Pérez.
El 2% de los pacientes que presentan esófago de Barrett pueden desarrollar cáncer de esófago, una lesión muy grave con una mortalidad muy alta.
Por esta razón, los pacientes afectados por el esófago de Barrett deben realizarse endoscopias periódicas, a fin de detectar posibles lesiones en estadios muy iniciales, cuando el cáncer de esófago aún es curable.