Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tensión entre manifestantes de Falange y Òmnium Cultural en Barcelona

Unos cuarenta simpatizantes de Falange Española de las JONS se han enfrentado este sábado por la tarde a otros cuarenta seguidores de Òmnium Cultural ante la sede de la entidad nacionalista en Barcelona, separados, finalmente, por una veintena de Mossos antidisturbios.
Los seguidores de Falange --36 en total, según ha podido comprobar Europa Press-- han llegado a la sede de Òmnium, en el número 276 de la calle Diputació, a las 16.25 horas, cuando ya les esperaban decenas de simpatizantes de la entidad.
Aunque la concentración estaba prevista desde hacía dos semanas y varios furgones de las brigadas móviles de los Mossos d'Esquadra estaban aparcados en los alrededores, los agentes han tardado en intervenir, por lo que los dos bandos se han llegado a enfrentar durante algunos minutos a una distancia de dos metros, aunque la intervención de una veintena de antidisturbios ha evitado que llegaran a las manos.
Los seguidores de Òmnium han tachado a los falangistas de 'Asesinos' y han coreado lemas como 'Vosaltres, feixistes, sou els terroristes' ('Vosotros, fascistas, sois los terroristas'), además de cantar 'Els Segadors'.
En declaraciones a los medios, el diputado de SI en el Parlament Toni Strubell, presente en la concentración, ha considerado que "la agresión a Òmnium es una agresión a todo el pueblo de Cataluña, por lo que la sociedad civil debe defender" a la entidad.
Tras diez minutos de enfrentamientos, los falangistas se han retirado por la calle Diputació hasta la confluencia con la Rambla de Cataluña, donde han leído un manifiesto y, tras cantar el 'Cara al sol', se han disuelto.
El texto lamenta "que este engendro autodenominado Òmnium Cultural tenga esa naturaleza secesionista y antiespañola" y considera una "indignidad" que reciba subvenciones del Govern.
En declaraciones a los periodistas, el delegado provincial de acción política de Falange, Ricardo Alegret, ha asegurado que la entidad "roba" de los impuestos para defender el separatismo.
"Esto es España y lo seguirá siendo mientras estemos nosotros. Cataluña solo es una región más de Cataluña", ha subrayado.
Preguntado por el reciente comunicado de ETA anunciando el cese definitivo de la actividad armada, Alegret ha asegurado que Falange no da credibilidad a las palabras de la banda.