Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tensión entre estudiantes antiBolonia y Mossos d'Esquadra en la manifestación en Barcelona

Tras la batalla campal del miércoles, los universitarios antiBolonia y los Mossos d'Esquadra han protagonizado una jornada de tensión, en algunos momentos extrema, que sin embargo se ha saldado sin cargas y sin incidentes, más allá del lanzamiento de objetos y pintura al Palau de la Generalitat. Los estudiantes catalanes han convocado, además, una huelga general universitaria para el próximo jueves.
Cerca de 3.000 alumnos antiBolonia, según datos de la Guardia Urbana, se han manifestado por el centro de Barcelona siguiendo los pasos de una multitudinaria manifestación en la que unos 23.000 docentes de primaria y secundaria han reclamado mejoras para la escuela pública.
Al sumarse a la protesta de los docentes , los universitarios querían denunciar la actuación policial de los Mossos d'Esquadra, que desalojaron el claustro de la UB -ocupado desde hacía cuatro meses-, y protagonizaron varias cargas policiales contra los alumnos dejando en total más de 80 heridos.
En la jornada de hoy no se han repetido las cargas policiales pero ha habido momentos de máxima tensión, especialmente en las Ramblas, cuando hacia las 13.30 horas un grupo de antiBolonia se ha encarado con un dispositivo de seguridad, y en la Plaça de Sant Jaume, cuando desde las 14.30 horas los radicales han empezado a lanzar pintura, palos y latas contra los agentes que custodiaban el Palau de la Generalitat.
Como ya ocurrió en la jornada del miércoles, los universitarios antiBolonia han cortado la Gran Via de les Corts Catalanes, a la altura de la Plaça Universitat, entre las 12.20 y las 13.05, en esta ocasión sin la presencia visible de ningún dispositivo de seguridad.
Hacia las 13.30 horas, los estudiantes han llegado a las Ramblas, donde, como en cada manifestación, los Mossos habían establecido un dispositivo de seguridad -en esta ocasión un poco más abajo de lo habitual, a la altura de la calle Santa Anna- para evitar que la marcha ocupara esta turística avenida. En este escenario ha habido momentos de máxima tensión cuando un centenar de antiBolonia se han encarado -casi tocándose- con la fila de agentes antidisturbios.
Sin embargo, la situación no ha ido a más y la marcha de los universitarios ha seguido su curso hacia la Plaça de Sant Jaume, donde han llegado hacia las 14.25 horas, cuando aún había profesores que, al ver la llegada de manifestantes encapuchados y con el rostro tapado, se han ido rápidamente.
Unos 200 antiBolonia han empezado entonces a lanzar globos llenos de pintura, palos y latas a los antidisturbios que protegían el Palau de la Generalitat, cuya fachada ha quedado en muchos puntos teñida de rosa. Hacia las 16.00 horas, cuando apenas quedaban una veintena de manifestantes, los antidisturbios se han retirado y, con ello, han logrado dispersar la protesta.
Se da el caso de que tanto en las Ramblas como frente al Palau de la Generalitat ninguno de los agentes antidisturbios desplegados llevaba visible su número de identificación (TIP). En noviembre pasado, el gobierno catalán aprobó un decreto que les obliga a ir identificados, si bien este reglamento no entraba en vigor hasta al cabo de seis meses.
 
Estudiantes antiBolonia se enfrentan a los Mossos durante la manifestación de profesores en huelga, a la que se han sumado como protesta por la actuación de ayer de los Mossos al disolver varias manifestaciones tras el desalojo de los estudiantes encerrados desde hacía cuatro meses en el edificio central de la Universidad de Barcelona (UB). Foto: EFE