Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Teresa Romero se muestra esperanzada al reducirse la carga viral

La familia de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada por el virus del ébola, ve un atisbo de esperanza en el avance del estado de su estado de salud, al reducirse la carga viral. Su marido, Javier Limón, que continúa hospitalizado en cuarentena, ha pedido a través de Teresa Mesa, portavoz de la familia, que se respete la profesionalidad de su mujer. Está estable y "hay ciertos indicios que podrían indicar cierta esperanza" en su evolución, ha informado Fernando Simón, director del centro de alertas y emergencias del Ministerio de Sanidad y miembro del comité especial para la gestión de la enfermedad en España.

José Ramón Romero, se muestra prudente con el estado de salud de su hermana y apunta a los próximos días para comprobar cómo va avanzando. No obstante, ha admitido que ella está consciente.
En rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa, Simón ha explicado que "es una enfermedad muy grave y hasta que no salga de ella no podemos garantizar nada", aunque ha reconocido "algunos indicios" que permitirían albergar "cierta esperanza" en la evolución de la auxiliar de enfermería porque la carga viral se está reduciendo.
El portavoz ha indicado que se están investigando las posibles causas de la infección de Teresa Romero y ha resaltado que las 15 personas que permanecen en el Hospital Carlos III de Madrid están en cuarentena hospitalaria para garantizar que si alguno de ellos desarrolla síntomas de la enfermedad se pueda evitar el contagio.