Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polémica obra carnavalesca de títeres en el barrio madrileño de Tetuán

Obra de títeres 'La bruja y Don cristobal'Imagen de archivo del Ayuntamiento de Madrid

La polémica obra de títeres para público infantil en el distrito de Tetuán, que ha acabado con dos detenidos por enaltecimiento del terrorismo por sacar un cartel de pequeñas dimensiones de 'Gora ETA', simulaba un 'botellón', la 'okupación' de viviendas vacías enganchando la luz y el agua e incluso el apuñalamiento de un guiñol a otro que representaba a una embarazada y le ahorca, según han indicado fuentes policiales.

Los agentes de la Policía Municipal de la Unidad del Distrito de Tetuán han acudido a la representación que arrancaba a las 17:30 horas después de que algunos de los padres que habían acudido con sus hijos a la representación llamaran a la Policía enfadados por los que estaba ocurriendo.
En la obra 'La bruja y Don Cristóbal' también se representaba el ahorcamiento de un juez y finalmente se desplegaba un pequeño cartel con el texto 'Gora ETA'. Por ello, dos miembros de la compañía Títeres desde Abajo han sido detenidos bajo cargos de enaltecimiento del terrorismo.
Los primeros en acudir al lugar han sido efectivos de la Policía Municipal, quien ha procedido a la detención de las dos personas, y ha puesto los hechos en conocimiento de la Brigada de Información, ubicada en la calle Tacona, hasta donde han sido trasladados los detenidos.
La empresa municipal Madrid Destino ya ha presentado una denuncia en los juzgados de Plaza de Castilla, y la Concejalía de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid está estudiando la depuración de responsabilidades sobre la programación del evento, al entender que la compañía ha realizado "acciones ofensivas, completamente fuera de lugar en cualquier contexto y totalmente irrespetuosos con los valores de convivencia, respeto y diversidad propuestos por el Ayuntamiento".
El Consistorio ha explicado que la Dirección de Programas y Actividades Culturales designó a un director artístico, que fue quien diseñó la programación del Carnaval, que cuenta con 15 actividades, y que la obra no había sido visionada con antelación.
En el comunicado, el Ayuntamiento ha lamentado los hechos y ha garantizado que "las decenas de actividades del programa festivo del Carnaval de Madrid se desarrollarán con normalidad durante el fin de semana".
DECÍAN QUE LOS VILLANOS ERAN "PERROS GUARDIANES DEL ORDEN Y LA LEY"
La obra representada esta tarde en Tetuán contaba con el subtítulo "A cada cerdo le llega su San Martín", y se estrenó por primera vez el pasado 29 de enero en la Biblioteca Social Libre Albedrío, tras lo que ha pasado por el Centro Social Ocupado La Redonda, ambos de Granada.
En una primera sinopsis que publicaron en su página web el pasado 1 de diciembre, indicaban que en la obra, la protagonista "será la Bruja y su antagonista distintos Don Cristobales que aparecen bajo diferentes formas: banquero, hermana de la caridad, perros guardianes del orden y la ley y juez".
Dos semanas más tarde daban más detalles de la trama, afirmando que Don Cristóbal interpretaba "diferentes caras de un mismo espíritu". "Para simbolizar este hecho los policías, el juez, el abusador y la monja están siendo creados con el mismo molde". Es lo mismo que hicieron en una obra previa en la que "el empresario, el juez, la periodista, el alcalde, todos tenían el mismo rostro porque todos sirven a los mismos intereses en la sociedad", con lo que pretendían "señalar" a "los opresores".
"Aunque la violencia que sufrimos es en parte estructural, ellxs han elegido alimentar el sistema y utilizar sus privilegios, mientras la Bruja elige saberse libre salirse y cuestionar sus pilares: la propiedad privada, el monopolio de la fuerza, la servidumbre del trabajo asalariado, los hábitos de consumo, la perdida de soberanía sobre el propio cuerpo, etc... En nuestra obra, la Bruja practica la autodefensa y liquida a sus opresores a golpe de cachiporra, pero una de las características de Don Cristobal es su inmortalidad, así que los puristas no tienen de que preocuparse, ya que su descendencia garantizará la perpetuidad de su envenenado ADN", señalaban el 15 de diciembre en la web dedicada a hablar de esta obra.
En una obra previa, titulada 'Salvemos El Brinco', la ciudadanía luchaba contra un empresario que contaminaba el pueblo, "una persona muy mala, malísima, requetemalísima", a quien los vecinos echaban del municipio. "Ahora que no tienes escapatoria queremos que abandones nuestro pueblo, y que te lleves tu basurero, tus industrias, tu juez, tu periodista, tu alcalde y tu sucio dinero y que no vuelvan nunca más", señalaba el diálogo de los vecinos.
Según ha podido comprobar Europa Press, la compañía Títeres desde Abajo ha actuado en los últimos meses en centros relacionados con movimientos 'okupas', como el Centro Social Autogestionado La Ardilla Roja (Cuéllar, Segovia), el Centro Social Recuperado Gamonal (Burgos), en la iniciativa Otoño Libertario, en el Centro Social Ocupado A Kasa Negra (Orense) o en el CSO A Quinta da Carmiña (Vigo).


Foto: Imagen de archivo del Ayuntamiento de Madrid