Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tiroteo de película en Madrid

Noche de pánico en el centro de Madrid. Los peatones que paseaban por los alrededores de la Puerta del Sol se encontraron con un enfrentamiento entre supuestos delincuentes y agentes de la Policía municipal. Un policía municipal abrió fuego para repeler el ataque de un individuo armado con un cuchillo y los disparos hirieron de gravedad al agresor, además de provocar lesiones de pronóstico reservado a un transeúnte. Este hombre ha perdido el ojo al recibir el rebote de una de las balas.
Así lo explicó a la prensa el coordinador de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Conde, quien precisó que el suceso ocurrió a las 20:42 horas en la confluencia de la calle del Arenal y la Puerta del Sol cuando unos ciudadanos avisaron a una patrulla de la policía municipal, de uniforme, que un individuo estaba dando patadas a un coche policial.
Los agentes se dirigieron al individuo, de unos 30 años, que estaba visiblemente alterado dando patadas al coche patrulla de la policía municipal y le llamaron la atención para que cesase en su acción, explicó Conde.
El individuo se dio la vuelta, sacó un cuchillo y, en ese momento, según el relato de testigos, el policía sacó su arma reglamentaria y le indicó hasta tres veces que arrojara el cuchillo al suelo, agregó el coordinador de Seguridad y Emergencias.
Conde aseguró que el individuo se arrojó sobre el policía con la intención de agredirle con el cuchillo, por lo que el agente repelió la agresión utilizando su arma de fuego.
Como consecuencia, el individuo recibió dos impactos de bala, en el abdomen y en el brazo izquierdo, y fue trasladado al hospital Doce de Octubre de la capital en estado grave, aunque ingresó estable y consciente.
El rebote de la bala hirió también a un transeúnte, de unos 50 años y de nacionalidad española, a la altura de un ojo, por lo que fue trasladado a la Clínica de la Concepción, con pronóstico reservado.
Versión distinta de los testigos
Sin embargo, la versión de varios testigos difiere de la contada por la policía municipal. Estos testigos presenciales vieron a cuatro hombres andando por la calle Arenal a los que seguían unos agentes de uniforme, a los que les resultaron sospechosos. Los hombres empezaron a correr al darse cuenta de que eran seguidos. Uno sacó una navaja, se dio la vuelta y enfrentó a un policía, al que hirió. Otro agente sacó la pistola y le disparó tres veces. Nadie vio que golpearan un coche. Sólo vieron el enfrentamiento y la huida de dos de los individuos, uno por la calle Arenal, al que cogieron, y el otro por la calle Mayor.
En estos momentos, la Policía nacional está procediendo a la investigación de los hechos.
Momento en el que el hombre resulta herido en el ojo.