Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Tomasín', uno de los delincuentes más sanguinarios de los 80

Antes de su muerte, Tomás Ruiz Fernández, 'Tomasín', cumplía una condena de 88 años por dos homicidios y dos asesinatos cometidos en las localidades de Cueto y Mogro en 1986. El delincuente disfrutaba de un permiso, pero no había regresado a la cárcel en el plazo establecido. La Guardia Civil considera que alguien se la tenía jurada a uno de los asesinos más sanguinarios de la región.
A sus 55 años, Tomasín, fue uno de los delincuentes más peligrosos de los años 80. Durante esta década llevó a cabo la mayoría de sus asesinatos. La primera vez que entró en prisión sólo tenía 20 años, fue condenado a 16 años de prisión por robar una joyería en Reinosa.
Cuentas pendientes
En diciembre de 1985 abandona la cárcel de El Dueso con un permiso de siete días del que no regresó. Tomasín tenía varios temas pendientes por resolver, asuntos relacionados con el robo de la joyería.
El 2 de febrero de 1986 recogió, junto a Francisco José Hidalgo, 'Butati', en un coche a Violeta Puente, prostituta, y a Sixto Franco, amigo de esta. Los dos eran toxicómanos y estaban metidos en el caso del robo. Les llevaron a un descampado y les mataron. Al día siguiente, 'Tomasín' y 'Butati' hicieron lo mismo con otros dos implicado en el atraco, Pedro Grande y Miguel Moreno. Al parecer se quedaron con el dinero del robo, lo que les costó la vida. 'Tomasín' les mató y quemó sus cuerpos en la furgoneta.
Mientras la Guardia Civil le buscaba por estos dos asesinatos, cometió un nuevo crimen. Guillermo Castillo, de 71 años, pasó a formar parte de la triste lista de víctimas de 'Tomasín'. Este asunto nunca se llegó a resolver.
Carácter explosivo y personalidad psicopática
Un total de cinco víctimas que han llevado a Tomás Ruiz a pasar 32 de sus 55 años en prisión. Fue capturado en abril de 1986 en Laredo. 'Tomasín' provocó un altercado en un bar que no terminó en tragedia gracias a que se le encasquilló la pistola, momento que aprovecharon los clientes del local para reducirle y retenerle hasta que llegó la policía.
'Tomasín' llevaba 23 años en la cárcel, cumpliendo condena por cinco asesinatos a sangre fría e, ironías de la vida, recibió el mismo castigo que el infringió a sus enemigos. Estaba considerado por los psiquiatras de la prisión como un individuo "de carácter explosivo" y con una "personalidad psicopática de carácter irreversible". BQM